Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Tras Sortu, la otra opción de la izquierda abertzale para presentarse a las elecciones es la coalición Bildu, donde estarían como independientes. Pero la Fiscalía también baraja la posibilidad de impugnarla. Y lo haría en bloque, no lista a lista. Para evitarlo, Bildu sigue dando pasos y obliga a sus candidatos a rechazar por escrito la violencia. Cada candidato de Bildu debe firmar su compromiso a oponerse con todos los medios a su alcance al uso de la violencia para lograr objetivos políticos. Es el noveno punto de un decálogo que está acatando cada integrante de las listas elaboradas en 350 municipios vascos. Se han autoexcluido 40.000 personas de la izquierda abertzale, apoderados e interventores de marcas ilegalizadas anteriores, e incluso quienes visitan a algún preso en la cárcel. Las listas solo estarían contaminadas si tienen un 20% de cargos destacados de partidos ilegalizados y la Fiscalía sabe que eso no va ocurrir. Por ello, para demostrar el fraude de ley, tirará de nuevo de documentos incautados a ETA, los mismos en los que se basó su informe contra Sortu. Con ellos quieren demostrar que Bildu sustituye a Sortu y que la estrategia ya contemplaba una coalición con los socios del llamado 'Polo Soberanista'. También tendrá en cuenta las reuniones celebradas con la izquierda abertzale para confeccionar las listas. Si se impugnan las candidaturas de nuevo, el debate se trasladará a la sala del 61. Pero esta vez el Tribunal Supremo debería de pronunciarse en dos días y aún quedaría el Constitucional, que tendrá la última palabra.

Los dos presuntos etarras detenidos en Francia después de disparar contra un gendarme pasarán mañana a disposición judicial. Aquí, la coalición Bildu, en la que están como indenpendientes miembros de la izquierda abertzale, ha reconocido que hablar de incidente no fue lo más acertado e insiste en desmarcarse de ETA.

a coalición Bildu ha insistido este lunes en que el alto el fuego de ETA sigue en vigor pese al tiroteo del sábado en Francia, aunque ha admitido que este hecho "va en la dirección contraria" a los principios del Acuerdo de Gernika, que exigía una tregua a la organización terrorista.

Horas más tarde, la Izquierda Abertzale ha tachado el tiroteo de "incomprensible" e "inaceptable" y ha afirmado que, a su juicio, "no es compatible" con el alto el fuego de la organización terrorista.

El vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha afirmado este sábado que pondrá "dos lupas" sobre las listas electorales de Bildu, en relación al trabajo "coordinado y simultáneo" que llevarán a cabo las Fuerzas de Seguridad del Estado y la Ertzaintza "para impedir que nadie pueda burlar la ley".

La izquierda abertzale ya ha puesto en marcha su plan B después de que el Supremo haya prohibido la inscripción de Sortu. Esta vez no se trata de un partido político, sino de una coalición electoral que se llamará Bildu, que en euskera significa "reunir". El objetivo, estar en las elecciones municipales y forales de mayo.