arriba Ir arriba

Decenas de furgonetas, antidisturbios vigilaban la calle mientras numerosos agentes entraban en una veintena de domicilios con las respectivas comitivas judiciales en el barrio de la Mina en Barcelona y en Sant Adria de Besos. El dispositivo tiene por fin desmantelar varios cultivos ilegales de marihuna ubicados en distintas viviendas. Se han producido ya decenas de registros. A esta hora la operación aún continúa abierta.

La Guardia Urbana de Barcelona y la Guardia Civil han detenido a cinco personas en una operación que ha permitido clausurar un club cannábico del centro de Barcelona, que captaba a un centenar de socios cada día, en su mayoría turistas y algún menor, a los que ofrecían incluso gominolas con marihuana.

En rueda de prensa, el capitán de la Guardia Civil Alfonso Casajús y el intendente de la Urbana Juan Rodríguez han subrayado la importancia de esta operación, en la que se ha clausurado la "Asociación Cannábica 420", del número 7 de la calle Notariat de Barcelona, que contaba con unos 16.000 socios, la mayoría turistas extranjeros -entre ellos algún menor-, que grupos de "agentes verdes" se encargaban de captar en los puntos turísticos.