Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba
8 de marzo, Día de la Mujer. Si ellas paran, se para el mundo. Algunos sindicatos han convocado huelga general para esta jornada; otros paros parciarles de dos horas para sumarse al movimiento feminista.
Madrid vuelve a ser el epicentro de las manifestaciones a favor de la igualdad entre hombre y mujer. Además de la manifestación central de esta tarde a las siete que comienza en Atocha y acabará en Plaza España, la comunidad acogerá 78 manifestaciónes más 30 de ellas en la capital. En la capital el movimiento feminista ya comenzaba a celebrar esta jornada 8 de marzo a las doce de la noche con una cacerolada en la Puerta Sol.

Mañana es 8 de marzo, una jornada reivindicativa en defensa de los derechos de las mujeres, a la que en los últimos días no han parado de sumarse voces. Entre las últimas, mujeres gitanas, monjas y científicas. Alzan su voz contra el machismo y a favor de la equidad, dentro y fuera de la iglesia. A las reivindicaciones del 8 de marzo se suman también las empleadas de hogar. Lo harán colgando delantales en las ventanas. Tienen derecho a huelga, sí, pero señalan que no pueden ejercerlo.

El techo de cristal significa que las mujeres tienen más difícil acceder a cargos directivos y encima cuando llegan cobran bastante menos que sus compañeros. Un caso práctico, dos directivos con jornada completa y contrato indefinido, Juan gana 15.400 euros más que María por hacer el mismo trabajo. Una brecha salarial que también se da en los escalones más bajos del mercado laboral donde las mujeres copan los sueldos más bajos y los peores contratos (temporales y a tiempo parcial).

El Consejo de Ministros ha aprobado este jueves el decreto en materia de igualdad entre hombres y mujeres. Iguala el permiso de paternidad al de maternidad, aunque lo hará de forma escalonada, hasta 2021, cuando será de 16 semanas. Además las empresas deberán tener un registro de salarios para evitar la discriminación. El decretro aprobado hoy recoge la demanda de muchas asociaciones feministas y de hombres por la igualdad. La Plataforma por los Permisos Iguales e Intransferibles de Nacimiento y Adopción (PPIINA) critica, no obstante, que las parejas se tomen el permiso a la vez y no puedan turnarse en el cuidado de niño y prolongar así el tiempo que el pequeño pase en casa con unos de los progenitores. Misma reinvindicación que hace la Asociación Española de Pediatría que pide que el permiso se debería prolongar durante seis meses.