Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Esta semana se conmemoraba el Día del Orgullo LGTBI (28 de junio) y se cumplían 14 años de la ley que en España permitía el matrimonio entre personas del mismo sexo. Dos hitos que la comunidad celebra en España con la reivindicación de una nueva ley integral LGTBI, que se estaba tramitando en la pasada legislatura y decayó. PSOE, Ciudadanos y Unidas Podemos apuestan por sacarla adelante en el Congreso cuanto antes.

La bandera LGTBI ondea ya en el lateral izquierdo de la fachada del Palacio de Cibeles, en lugar de en el centro, como otros años con motivo de la celebración de la semana del Orgullo. El despliegue de la misma ha tenido lugar a las 13 horas, pero a diferencia de años anteriores no ha contado ni con la presencia de asociaciones LGTBI ni con la de la oposición. El lugar central de la fachada lo ocupa la bandera de España.

Finalizamos con nuestra “Zona de obras”, en colaboración con Verkami, para hablar sobre Pellizco en la nuca, una novela gráfica por entregas que cuenta la historia, sin estereotipos, de una relación homosexual. Carles Mesa conversa con el dibujante José Manuel Hortelano, ilustrador del cómic; y con Manolo Dos, guionista del mismo (www.verkami.com/projects/24004).

La manifestación del Orgullo ha arrancado pasadas las 17.30 horas desde la madrileña Glorieta de Atocha. Ha abierto la marcha una pancarta portada por la presidenta de la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (Felgtb), Uge Sangil y el presidente del colectivo LGTB de Madrid (Cogam), Jesús Grande, junto con representantes de partidos políticos, excepto el PP, y sindicatos. Por primera vez, a la cabecera de la marcha han acudido dos ministros: el del Interior, Fernando Grande-Marlaska, y la de Sanidad, Carmen Montón. Grande-Marlaska ha destacado que, a pesar de que España es un país "privilegiado" en avances para el colectivo LGTBI, todavía queda "mucho camino por recorrer", porque "hay gente que aún lo pasa realmente mal".

La protección de los menores transexuales, un Pacto de Estado frente al VIH y la aprobación de la Ley de igualdad LGTBI han sido algunas de las reivindicaciones del Manifiesto del Orgullo 2018 en Madrid, cuya lectura ha concluido al grito de "Por un 2018 de liberación" y "Por la autodeterminación del género". Representantes de diversas asociaciones y activistas del movimiento LGTBI han leído el manifiesto al término de la manifestación que ha recorrido la capital de España bajo el lema "Conquistando la igualdad, TRANSformando la sociedad", que en esta ocasión ha querido reivindicar los derechos de las personas transexuales.

Alrededor de 1.000 policías nacionales de la Unidad de Intervención Policial (UIP), los antidisturbios, de subsuelo, caballería, seguridad ciudadana, delitos de odio o de la brigada móvil de transporte se desplegarán en el centro de Madrid para garantizar este sábado la seguridad durante la manifestación del Orgullo. Las actuaciones de estos efectivos, a los que se sumarán agentes de la Policía Municipal y sanitarios de emergencias, estarán coordinados desde un centro operativo establecido en la sede de la Jefatura Superior de Policía de Madrid. En todo el recorrido, y en otros puntos de los eventos previstos, la Policía realizará controles aleatorios, especialmente durante las actuaciones que se celebrarán en la Puerta del Sol y en las plazas de Pedro Zerolo, del Rey y de España.

El Ayuntamiento de Madrid espera que la ciudad reciba un millón de visitantes con motivo de las fiestas del Orgullo Gay que comenzaron este miércoles con el pregón. Los vecinos del barrio de Chueca, centro de las actividades, se adaptan estos días a los cambios en su entorno, mientras que los comerciantes expresan su satisfacción por el incremento de ventas.