Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea ha remitido al Gobierno el documento "Dejar atrás la austeridad" en el que pide flexibilizar el objetivo de déficit para 2019 por encima del 1,8% y la puesta en marcha de nuevos impuestos para respaldar la senda de estabilidad, el primer paso para la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado para el próximo año. Hacienda ha respondido que "hay margen" para subir los impuestos a las grandes empresas pero ha rechazado volver a negociar el déficit con Bruselas.

El Gobierno no ha conseguido que el Congreso de los Diputados apruebe la senda del déficit y el techo de gasto, el meollo de los Presupuestos del Estado para 2019. PP y Ciudadanos han votado en contra, Unidos Podemos, ERC, PDeCAT, Compromís y Nueva Canarias se han abstenido. Solo ha obtenido el apoyo del PNV. El Gobierno tendrá que presentar ahora un nuevo proyecto en el plazo de un mes y someterlo de nuevo a votación en la cámara.

El Gobierno ha pactado con la Comisión Europea nuevos objetivos de déficit público para los próximos años, lo que permite ralentizar el ajuste exigido para reducir ese desequilibrio entre ingresos y gastos. Así lo ha confirmado la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, al que ha informado de que la nueva senda eleva al 2,7% el objetivo de este año, al 1,8% en 2019 (1,3% el anterior), al 1,1% en 2020 (0,5% el previo) y al 0,4% en 2021, año en el que el anterior Ejecutivo aseguraba que alcanzaría un superávit del 0,1%.

El Gobierno modificará la regla de gasto que impone limitaciones presupuestarias a las administraciones públicas para hacerla más transparente y rigurosa, pero seguirá cumpliendo los objetivos de estabilidad presupuestaria comprometidos con la UE. Así lo ha manifestado la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en la primera sesión de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados. (20/06/2018)