Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba
  • Draghi anuncia que la aumenta en 900 millones de euros para esta semana
  • El presidente del BCE ve "indiscutible" la necesidad de aliviar la deuda griega
  • "El BCE actúa bajo la premisa de que Grecia es y seguirá siendo miembro del euro"
  • "No hemos proporcionado suficiente liquidez a Grecia" en algún momento, señala
  • El crédito aún debe ser aprobado por todos los Estados miembros de la UE
  • Grecia ha cumplido "satisfactoriamente" los requisitos, dicen las instituciones
  • El Parlamento de Finlandia acepta que arranquen las negociaciones del rescate
  • También deben aprobarlo los hemiciclos de Holanda, Eslovaquia y Estonia
  • Dijsselbloem insta a dejar de insistir en el Grexit y centrarse en el rescate
  • El dinero procedería del EFSM, fondo que se nutre del presupuesto comunitario
  • Esta solución ya fue rechazada este martes por Reino Unido
  • Bruselas promete proteger a los países de fuera del euro de posibles pérdidas
  • La Comisión Europea presenta plan de inversiones de 35.000 millones para Grecia
  • No se trata de nueva financiación, son planes para maximizar el uso de los fondos

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha anunciado que, pese a que en España no es obligatorio hacerlo, él someterá a debate y votación en el Congreso el acuerdo para el nuevo rescate solicitado por Grecia a sus socios europeos por el importante volumen de recursos que supone. Rajoy ha avanzado esta intención en su comparecencia ante el pleno del Congreso para informar de las conclusiones del último Consejo Europeo y en la que ha reiterado el total apoyo de España a ese tercer rescate siempre que el primer ministro heleno, Alexis Tsipras, se comprometa a cumplir sus compromisos.

El tercer rescate no es inmediato. Habrá que esperar y mientras Grecia tiene que seguir pagando deudas. El día 20, por ejemplo, tiene que devolver tres mil millones al Banco Central Europeo. Por eso el Ecofín ha estudiado fórmulas para ayudar a Grecia hasta que le llegue el dinero.

 Grecia, lo más difícil para AlexisTsipras viene ahora. El primer ministro tiene que convencer a su grupo parlamentario, Syriza, cada vez más fracturado, ante la votación este miércoles de las primeras medidas de ajuste, la reforma de las pensiones y la subida del IVA. Una treintena de parlamentarios ya han anticipado que votarán no, por lo que Tsipras deberá buscar nuevos apoyos entre la oposición en lo que podría ser un primer paso hacia un nuevo Gobierno de coalición (14/07/15).