Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

El líder norcoreano, Kim Jong-un, se ha ofrecido este miércoles a desmantelar por completo el complejo de Yongbyon, epicentro de su programa nuclear, si Estados Unidos toma "medidas correspondientes" con lo acordado por ambos países en la cumbre de Singapur.

Así reza la declaración conjunta que han firmado Kim y el presidente surcoreano, Moon Jae-in, en la reunión celebrada este miércoles en Pionyang, en la que han reafirmado su compromiso de "eliminar las armas nucleares de la península coreana" y han subrayado la importancia de "lograr progresos reales lo antes posible" para ese objetivo.

Kim también se comnpromete a permitir la entrada de inspectores para comprobar el desmantelamiento de buena parte de las instalaciones en la base de lanzamiento de Sohae, en el noroeste del país, una operación que se comprometió a realizar en Singapur y que ejecutó pocas semanas después. Pero Sohae, usada para probar tecnología de misiles intercontinentales de combustible líquido, ha quedado a día de hoy como una pieza tangencial en el programa de armas del régimen.

En cualquier caso, el ofrecimiento de cerrar de manera definitiva Yongbyon marca un nuevo paso en el intercambio de gestos en el que se han embarcado EE.UU. y Corea del Norte desde el histórico encuentro entre Kim Jong-un y Donald Trump en junio, que el el líder norcoreano ha ofrecido a Trump repetir con una segunda cumbre

No obstante, el proceso de desnuclearización sigue sin contar con ningún tipo de plazos ni de especificaciones técnicas para su ejecución, por lo que los compromisos tienen un peso más simbólico que real. De hecho, no es la primera vez que Corea del Norte promete cerrar Yongbyon: en 2008 ya derribó ante observadores internacionales su torre de refrigeración para volver a levantarla poco después.

La Casa Blanca ha afirmado este martes que el líder norcoreano, Kim Jong-un, ha solicitado en una nueva carta mantener un segundo encuentro con el presidente de EE.UU., Donald Trump, en cuya "coordinación" ya está trabajando. "El principal propósito de la carta era pedir, y buscar cómo concretar otro encuentro con el presidente", afirmó Sarah Sanders, portavoz presidencial, en una rueda de prensa en la Casa Blanca. Sanders, que calificó la misiva de Kim de "cálida" y "muy productiva", agregó que "ya se está en proceso de coordinación" para que se lleve a cabo. La portavoz evitó ofrecer detalles, no obstante, acerca del lugar y fecha del hipotético encuentro entre ambos mandatarios.

Se trata de la primera rueda de prensa de Sanders en casi tres semanas, algo inusual dada la tradicional comparecencia diaria de los portavoces presidenciales y que es resultado de los choques frontales del Gobierno de Trump con los medios de comunicación. En su histórica cumbre de junio en Singapur, Trump y Kim acordaron que trabajarían para desnuclearizar Corea del Norte, pero el diálogo bilateral no tardó en enquistarse debido a las diferencias sobre cómo llevar a cabo ese proceso. Corea del Norte ha demandado avances en la firma de un tratado de paz con el Sur que ponga fin al estado de guerra que técnicamente todavía se mantiene en la península, a cambio de ejecutar los pasos concretos para desmantelar su arsenal que le exige la Casa Blanca. Después de un pico de tensión en el que llegó a cancelar un viaje a Pionyang de su secretario de Estado, Mike Pompeo, Trump ha retomado su discurso amable hacia Kim, y el viernes anunció que esperaba otra carta del líder norcoreano.

En portada viaja a la última frontera de la Guerra Fría. 2018 es el año de la distensión de las dos Coreas.

El Paralelo 38 es una línea de separación marcada por la guerra de 1950, las heridas abiertas y los secuestrados por el Norte.
Varios desertores de Corea del Norte relatan en primera persona las razones para su huida del país más hermético del mundo. Unos huyeron por la hambruna, otros en busca de libertad. Muchos han sido víctimas de la violación de los Derechos Humanos en la dictadura estalinista.

Todos los protagonistas del reportaje viven con expectación los primeros pasos de distensión, especialmente tras la celebración de las dos cumbres intercoreanas.

  • En Portada viaja a la última frontera de la Guerra Fría
  • 2018 es el año de la distensión de las dos Coreas. El 18 de septiembre se celebrará la tercera cumbre intercoreana.
  • Paralelo 38 se estrena en La 2 el lunes 10 de septiembre a las 23:30