Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Juntar las palabras Real Madrid, Copa del Rey de basket y A Coruña en una misma frase siempre nos ha llevado al mismo sitio. El Real Madrid se proclama campeón de la Copa del Rey tras derrotar en la final a un combativo Herbalife Gran Canaria (81-85). Los de Laso entran así en la historia de la competición al sumar la tercera consecutiva (la 26ª en la casa blanca) y demuestran el embrujo especial que tienen con la ciudad gallega ya que han alzado el trofeo las cuatro veces que se ha disputado aquí el torneo (1972, 1989 y 1992).

Juntar las palabras Real Madrid, Copa del Rey de basket y A Coruña en una misma frase siempre nos ha llevado al mismo sitio. El Real Madrid se proclama campeón de la Copa del Rey tras derrotar en la final a un combativo Herbalife Gran Canaria (81-85). Los de Laso entran así en la historia de la competición al sumar la tercera consecutiva (la 26ª en la casa blanca) y demuestran el embrujo especial que tienen con la ciudad gallega ya que han alzado el trofeo las cuatro veces que se ha disputado aquí el torneo (1972, 1989 y 1992).

Era la semifinal de las sorpresas, la de los dos equipos que evadían el favoritismo, una auténtica batalla en la que una plaza en la gran final de la Copa del Rey de baloncesto estaba en juego. Ahí, en esa lucha de poder a poder se ha impuesto la plantilla más larga y más acostumbrada a jugarse la vida en el último cuarto. Hasta ese momento de partido, el Dominion Bilbao había dominado en el marcador pero el Herbalife Gran Canaria supo remontar para acabar llevándose el duelo.