Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

El equipo español de la copa Davis, con el capitán, Emilio Sánchez Vicario, al frente, denuncia las "formas dictatoriales, caprichosas y manipuladoras" de la Real Federación Española de Tenis, que no escucha las peticiones de los jugadores sobre la elección de la sede de la semifinal de la Copa Davis que enfrentará a España y Estados Unidos.

  • El equipo español de la Davis manda una carta de protesta a la opinión pública
  • Denuncian las formas "dictatoriales, caprichosas y manipuladoras" de Pedro Muñoz
  • Se niegan participar en actos públicos donde esté el presidente de la RFET
  • La Federación desmiente que ya haya escogido a Madrid como sede de la Copa Davis