Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Si seguimos contaminando al ritmo actual, en 2050 nuestros mares y océanos tendrán más plásticos que peces y organismos vivos. En Portada aborda este reto global desde una isla griega, Poros, donde los efectos de la contaminación son palpables y ponen en riesgo el entorno marino, del que viven.

Cerca de Atenas, la isla de Poros está recibiendo una plaga traída por el mar, el plástico. En algunas calas del norte de la isla, a las que sólo se accede en barco, se ve cómo las corrientes y el viento traen la basura desde Atenas y la región.

Richard Kouvaras (Propietario Greek Sails) ha declarado que "los plásticos flotando en el mar son como una plaga de medusas. Cuando tienes una plaga de medusas, la gente no quiere acercarse al agua si el mar en el que quieren nadar o navegar está cubierto de plástico".

El 70% de esos residuos ni siquiera afloran a la superficie: se quedan en el fondo marino. Buzos voluntarios han venido a limpiar el puerto de Poros. Cada segundo, 200 kilos de basura van a parar a mares y océanos. De esos residuos, el 80% es plástico, un material que puede tardar en descomponerse hasta 500 años.

George Sarelakos (Aegean Rebreath) ha sido más duro afirmando que "el fondo marino ya es un vertedero. Si no tomamos medidas drásticas para reducir la magnitud de este problema, en 10 años o quizás menos, lo podremos llamar mar de plástico". De seguir contaminando al ritmo actual, en el año 2050 habrá en el mar más plástico que peces y organismos vivos.

Si seguimos contaminando al ritmo actual nuestros mares y océanos, en 2050 habrá en ellos más plásticos que peces y organismos vivos
En Portada aborda este reto global desde una isla griega, Poros, donde los efectos de la contaminación son palpables y ponen en riesgo el entorno marino, del que viven.

Os hablamos de un proyecto de investigación sobre la degradabilidad de los bioplásticos. Lo llevan a cabo un equipo de científicos de la Universidad de Alicante que estudian el grado de persistencia de los distintos tipos de plásticos y que busca financiación a través de la plataforma Precipita. Hablamos con uno de ellos, Carlos Sanz, investigador del departamento de Ecología de dicha universidad.

Imagina que un día pides comida y te sirven plástico. Son microplásticos que no vemos, de menos de 5 mm de diámetro, que absorbemos con nuestra alimentación.

Hay microplásticos en: El 68% de los alimentos que proceden del mar. El 90 % de la sal de cocina contiene microplástico y el 83% del agua de grifo del mundo. Ya se han encontrado plásticos en el organismo de personas de Reino Unido, Italia, Rusia o Japón

¿Cómo podemos evitarlo? Rechaza productos de usar y tirar y evita el plástico todo lo que puedas.

La Guardia Civil está investigando a 72 personas físicas y jurídicas por diferentes delitos vinculados con la contaminación marina, además de haber detectado 73 incidentes relacionados con vertidos que se han producido de manera directa o indirecta al mar.
Según informa la Dirección General del instituto armado, todo ello ha sido el resultado de la operación “30 días en el mar”, lanzada por Interpol a nivel mundial y coordinada por Europol entre los Estados miembros de la Unión Europea.
En esta operación han participado más de 80 países de todo el mundo, entre ellos España, donde la Guardia Civil y la Marina Mercante han llevado a cabo 1.102 inspecciones en buques, puertos, instalaciones, compañías y lugares anexos al mar susceptibles de ser focos de emisión de vertidos.

El Puente de Segovia de Madrid ha amanecido con una tremenda escultura a tamaño real de un cachalote varado de 15 metros y 1.000 kilos. El misterio lo ha resuelto pronto el propio ayuntamiento de la capital: se trata de una instalación artística del colectivo belga Captain Boomer, que denuncia la degradación de los océanos simulando un caso real de atención de emergencia a una ballena.

La contaminación de plásticos en el mar es uno de los mayores problemas medioambientales de la actualidad. La organización The Ocean Cleanup ha trabajado durante años en la creación de un sistema que permitiese recoger los millones de toneladas de estos residuos que se acumulan en las aguas oceánicas, y por ello ha diseñado una barrera flotante.
Sus primeros trabajos se desarrollarán a 300 kilómetros de la Bahía de San Francisco, para dirigirse, más tarde, a la mayor isla de plástico del mundo que se ha acumulado en el Pacífico, a unos 1600 kilómetros en dirección Hawai. Los ingenieros quieren observar la eficacia del dispositivo ideado en situaciones especiales, cuando hay tormentas y olas de gran tamaño. Si todo va según lo previsto, en 2020 habrá desplegadas 60 barreras como esta por el océano Pacífico.

Han aparecido los primeros casos de intoxicación por anisakis tras consumir pescado congelado. Hasta ahora la congelación era, junto con el cocinado a altas temperaturas, la forma de matar a este parásito. Los expertos aconsejan ampliar de dos a cinco días el tiempo de congelación. Además pesqueros españoles están probando una nueva técnica para reducir la presencia de larvas en los peces. La máquina mata el parásito de las vísceras antes de arrojarlas de nuevo al mar.

Delfines, rorcuales y cachalotes, algunos de los cetáceos que habitan en el Mediterráneo, contarán con un área marítima protegida de 46.000 kilómetros cuadrados entre Levante, Cataluña y las Isla Baleares, en el que estarán a salvo de ruidos marinos y de nuevas prospecciones de explotación petrolera.
El Consejo de Ministros ha aprobado un Real Decreto, a propuesta del Ministerio para la Transición Ecológicapor el que se declara Área Marina Protegida(AMP) el corredor de migración de cetáceos del Mediterráneo. Asimismo, ha aprobado un régimen de protección preventiva para su inclusión en la Lista de Zonas Especialmente Protegidas de Importancia para el Mediterráneo (Lista ZEPIM), en el marco del Convenio para la Protección del Mar Mediterráneo contra la contaminación(Convenio de Barcelona).