arriba Ir arriba

A las ocho menos dos minutos, la hora exacta en la que explotaron las bombas en el aeropuerto de Zaventem, víctimas, miembros de los equipos de rescate, empleados del aeródromo y las más altas autoridades del país, han guardado un minuto de silencio frente a la sala de embarque. Allí, el marido de una de las víctimas, ha interpretado una canción y se han leído los nombres de las 15 personas de siete nacionalidades que murieron aquel día. El Rey Felipe, vestido de negro, ha depositado una corona de flores en nombre de la nación. En la estación de Metro de Maelbeek, donde ocurrió el segundo de los atentados, se ha guardado otro minuto de silencio a las nueve y once, la misma hora a la que ocurrió ataque. Todos los metros y autobuses urbanos han parado en señal de duelo. A continuación, los reyes han inaugurado un monumento en homenaje a las víctimas, situado cerca de las instituciones europeas. "Aprendamos a escucharnos mutuamente, a respetarnos y a corregir nuestras debilidades", ha pedido en francés, flamenco e inglés el Rey Felipe. Aeropuerto de Bruselas, hace un año.

Trece años después del atentado del 11M en Madrid, diferentes actos rinden homenaje a las 192 víctimas del ataque yihadista, y por las que las campanas de la región han sonado al unísono en un emotivo recuerdo. El primer acto, organizado por la Comunidad de Madrid, ha tenido lugar en la Puerta del Sol, la presidenta regional, Cristina Cifuentes y la alcaldesa Manuela Carmena han depositado una corona de laureles junto a la placa que homenajea a los fallecidos, los heridos y a quienes les socorrieron aquel día.

El que fuera líder indiscutible del grupo Nirvana, impulsor del movimiento musical "grunge" acabó con su vida cuando tenía 27 años. Cuenta la historia, en ocasiones teñida de leyenda, que Kurt Cobain pasó los últimos años de su vida luchando contra la depresión y su adicción a la heroína. Dice también que aquel joven nacido en la pequeña localidad de Aberdeen, en el estado norteamericano de Washington, llevaba muy mal la presión de la fama.

El Teatre Lliure celebra 40 años en la escena reponiendo, junto a la Compañía Nacional de Teatro, una de sus obras emblemáticas, "Las bodas de Fígaro". Cuando la estrenó Lluís Homar era el protagonista. Ahora Homar vuelve a estar pero como director. Un Fígaro que Mozart convertiría en ópera, y con el que el Lliure celebra sus 40 años de historia.

Hasta hace quince años, los coches, y todo lo demás, se pagaba en pesetas. Con el redondeo, los precios aumentaron, sobre todo al principio. Por ejemplo, una barra de pan o un café duplican hoy el precio de 2002, el transporte en grandes ciudades también se ha más que duplicado en estos 15 años y una entrada de cine pasó de unos cinco euros a cerca de nueve. Pero los salarios no aumentaron en la misma proporción.