arriba Ir arriba

La República Democrática del Congo arrastra un interminable conflicto entre potencias y grupos armados por el control de los minerales. ¿Su arma de guerra? La violación sistemática de mujeres y niñas, cuya sange se convierte en amuleto y fetiche. La Casa de África en Las Palmas de Gran Canaria acoge la exposición fotográfica 'Mujeres del Congo', que muestra el drama y el coraje de estas mujeres, víctimas y heroínas.

El primer destino profesional de Enrique Criado, más allá de sustituciones temporales de verano, fue la República Democrática del Congo. Durante tres años vivió en Kinsasa. Allí escribió un libro que recuerda toda la intensidad de este país, siempre a caballo entre su río marrón, el rojo de la tierra y el verde cegador de su paisaje, y donde se mezclan sus olores, sus sabores y su violencia. Es especialista en hacer listas de Cosas que no caben en una maleta, y ese es el título de su libro, publicado por la editorial Aguilar con el subtítulo Vivencias de un diplomático novato en el Congo. Él mismo nos habla de la obra en esta entrevista (19/01/16).

Después de muchos años en guerra, Kivu Norte, en la República Democrática del Congo, sigue siendo una zona de alto riesgo, y hasta allí no llega la ayuda internacional. Hay un pequeña ONG española que está colaborando para mejorar la educación y la sanidad. Tampoco esta Navidad. La ayuda de las grandes ONGs no pasa esta frontera, la que separa Uganda de la República Democrática del Congo. Es Kivu Norte, hasta hace unos meses, y durante 20 años, escenario de lucha de guerrillas.

La tensión se ha reavivado en la República del Congo a raíz de la decisión del actual presidente Sassou Nguesso de presentarse de nuevo a las elecciones, algo que no permite la ley. La oposición ha hecho un llamamiento a la desobediencia civil y se han registrado episodios de violencia. Malos presagios en un país desangrado por una prolongada y cruenta guerra, y donde la gente trata de superar otras adversidades más urgentes como el hambre o la malaria. De esa tarea diaria y silenciosa por el desarrollo queremos hablarles este viernes, a propósito de los proyectos que Cáritas Cuenca realiza en el Congo desde hace 10 años. Esta organización no se limita a financiar proyectos, sino que mantiene relaciones de igualdad, reciprocidad, sostenibilidad, participación de todos los actores y respeto a la diversidad cultural. Su tarea se centra sobre todo en el derecho a la educción, a la salud y a la alimentación, y está dando unos resultados excelentes que ahora quieren dar a conocer aquí con una exposición titulada Cooperando; una sola familia, que este viernes abre sus puertas. Patricia Cazorla es la coordinadora de la exposición.

Uno de los principales productores de uranio del mundo es la República Democrática del Congo. Pradójicamente, su riqueza en minerales es la principal fuente de sufrimiento de sus habitantes. Hace dos años la guerrilla M23 y el Gobierno firmaron oficialmente el fin de la llamada guerra del Este del Congo. La violencia ha remitido, pero en zonas como Kivu Norte, cientos de civiles siguen muriendo víctimas de grupos armados. Nuestra compañera Marta Carazo ha estado en esta provincia congoleña, una región olvidada por el Gobierno y por las grandes ONG.

Si hay una persona con autoridad moral para hacer un llamamiento a la sociedad mundial para luchar contra las violaciones y el maltrato a la mujer, esa persona es Denis Mukwege, médico congoleño galardonado por el Parlamento Europeo (PE) con el Premio Sajarov 2014 a la libertad de conciencia. En su discurso mientras recogía el premio el ginecólogo congolés ha denunciado este miércoles que "el cuerpo de la mujer se ha convertido en un campo de batalla" y "las violaciones en un arma de guerra demasiado eficaz".

Se firma el tratado de paz entre el Gobierno de la República Democrática del Congo y la guerrilla del M23. Será en la vecina Uganda, donde se ha entregado el jefe militar guerrillero. Se pone fin así a año y medio de violencia que ha obligado a 800.000 personas a huir de sus hogares. Es uno de los conflictos que afectan a millones de africanos y de los que se habla muy poco.

En la República Democrática del Congo, un grupo rebelde mantiene el control de Goma, una de las principales ciudades del país. Se trata de un grupo de soldados que se levantó contra el gobierno hace 6 meses, después de que éste ordenara la detención de su líder, buscado por la justicia internacional por crímenes de guerra.

Españoles en el mundo viaja esta semana al Congo, en la costa atlántica del centro de África, un país donde viven menos de cinco millones de personas en un territorio tan grande como la mitad de España. Colonia francesa hasta 1960, en la actualidad es una democracia multipartidista cuya capital es Brazzaville. A una hora de allí, Punta Negra, la capital económica y donde viven la mayoría de los protagonistas del programa de esta semana.

Un lugar del Congo donde en medio del la dura cotidianidad aparece un grupo de hombres elegantes que viven por y para la moda por y para extrañarnos sabiendo que muchas veces lo extraño ayuda a hacer la realidad más llevadera. Los antecedentes hay que buscarlos cuando el congo era una colonia francesa. Miran orgullosos, ahorran todo lo que pueden para comprarse trajes caros carísimos, y zapatos que cuestan una barbaridad, zapatos hechos para pisar otros suelos. Dicen que tienen una conducta moral intachable. Y los niños los miran con admiración. Su influencia ha traspasado fronteras tanto que el diseñador Paul Smith basó una colección entera en ellos.

Carme Vidal , una Veterinaria dedicada a la conservación de primates en la conflictiva provincia de Kiwu Sur, en la República Democrática del Congo. Desde 2006 dirige el proyecto de la ONG Coopera: un centro de recuperación de chimpancés y otros simios, víctimas de la caza furtiva y el tráfico ilegal. El centro de conservación está muy cerca del Parque Nacional de Kahuzi-Biega, una zona en permanente conflicto bélico entre todo tipo de guerrillas y el ejército.