arriba Ir arriba

El proceso de evacuación de combatientes y civiles de la ciudad de Duma, el último reducto rebelde de Guta Oriental, en las afueras de Damasco, ha comenzado este lunes, según los medios oficiales sirios, en aplicación del acuerdo alcanzado entre Rusia y el grupo Ejército del Islam, que no ha confirmado que el pacto haya entrado en vigor.

Arrancamos muy pendientes de lo que puede suponer la visita del líder norcoreano, Kim Jong Un, a China, y las perspectivas de diálogo abiertas con los gobiernos de Corea del Sur y Estados Unidos. No dejamos de lado lo que ocurre en Egipto, después de 3 jornadas de votación en las elecciones presidenciales en las que Abdelfatah Al Sisi sólo teme una baja participación. Y nos acercamos a las librerías para hablar de la reedición de "Guerrillas' con su autor, Jon Lee Anderson, que nos cuenta lo mucho que han cambiado los movimientos insurgentes en las últimas décadas y cuáles son sus perspectivas y posibilidades para el futuro.

Los soldados han derribado una estatua de gran valor histórico y cultural para los kurdos, cuyos milicianos han sido decisivos ayudando a EE.UU. a derrotar al Estado islámico. Es toda una paradoja que sufran la ira del presidente Erdogan, que los considera terroristas. En los combates han muerto 1.500 milicianos kurdos, 280 civiles y 46 soldados turcos.

El primer intervalo de pausa humanitaria, anunciada el lunes por Rusia, ha terminado este martes en Guta Oriental, el principal feudo opositor de las afueras de Damasco, con un fallecido -un niño- por fuego de la artillería gubernamental y 16 heridos, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH). Esta primera pausa se desarrolló entre las 09.00 y las 14.00 hora local (08.00 y 13.00 hora española) y se espera que se reanude el miércoles con la misma duración.

A lo largo de estas primeras cinco horas de tregua, el Observatorio Sirio de Derechos Humanos ha documentado el fallecimiento de un menor por el disparo de cohetes por las fuerzas gubernamentales sirias contra la localidad de Yisrín, en esa región. Además, aviones de guerra no identificados bombardearon Harasta, Zamalka, Duma, Hush al Duahra, Arbín, Kafr Batna, Al Iftirís y Mesraba, que fue también blanco de la artillería gubernamental, mientras que dos helicópteros de las tropas leales al Gobierno arrojaron dos barriles de explosivos contra Al Shifunía. La ONU ha anunciado que ha recibido informes sobre explosiones en Guta Oriental: "Los enfrentamientos continúan esta mañana, es la información que hemos recibido", declaró a la prensa en Ginebra el portavoz de la Oficina de Ayuda Humanitaria de la ONU, Jens Laerke.

Las autoridades sirias han habilitado un corredor humanitario para facilitar la salida de los civiles que deseen abandonar Guta Oriental. Sin embargo, según la televisión oficial siria, "grupos terroristas" arrojaron cohetes para evitar la marcha de los civiles de la región.

El ministro de Exteriores francés, Jean-Yves Le Drian, ha afirmado este martes que la pausa humanitaria es "un avance real y da crédito a la iniciativa rusa", dijo Le Drian en una rueda de prensa conjunta con el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, al término de sus conversaciones.

El primer intervalo de pausa humanitaria, anunciada el lunes por Rusia, ha terminado este martes en Guta Oriental, el principal feudo opositor de las afueras de Damasco, con un fallecido -un niño- por fuego de la artillería gubernamental y 16 heridos, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH). Esta primera pausa se desarrolló entre las 09.00 y las 14.00 hora local (08.00 y 13.00 hora española) y se espera que se reanude el miércoles con la misma duración. A lo largo de estas primeras cinco horas de tregua, el Observatorio Sirio de Derechos Humanos ha documentado el fallecimiento de un menor por el disparo de cohetes por las fuerzas gubernamentales sirias contra la localidad de Yisrín, en esa región. Además, aviones de guerra no identificados bombardearon Harasta, Zamalka, Duma, Hush al Duahra, Arbín, Kafr Batna, Al Iftirís y Mesraba, que fue también blanco de la artillería gubernamental, mientras que dos helicópteros de las tropas leales al Gobierno arrojaron dos barriles de explosivos contra Al Shifunía. 

La ONU ha anunciado que ha recibido informes sobre explosiones en Guta Oriental: "Los enfrentamientos continúan esta mañana, es la información que hemos recibido", declaró a la prensa en Ginebra el portavoz de la Oficina de Ayuda Humanitaria de la ONU, Jens Laerke.

Al menos 50 civiles han muerto este martes en Siria por ataques aéreos y de artillería contra distintas partes de Guta Oriental, el principal bastión opositor de las afueras de Damasco, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

La ofensiva prolonga la oleada de bombardeos lanzada el lunes en este sector por las fuerzas gubernamentales que ha dejado más de un centenar de muertos, la mayor masacre en un solo día registrada por esta ONG en los últimos tres años, según Reuters.

Las zonas de Guta Oriental que han sido blanco de los ataques son Al Nashabie, Otaya, Arbín, Zamalka y Mesraba. La Defensa Civil Siria, que presta labores de rescate en áreas fuera del control del Gobierno, ha informado en Twitter de la muerte de 24 civiles por quince bombardeos y decenas de disparos de artillería contra Al March, donde se localiza Otaya.

Los también llamados cascos blancos confirmaron el fallecimiento de otras siete personas por ataques aéreos en Arbín y de otras cuatro, en Al Nashabia. Además, denunciaron que sus equipos fueron blanco de ataques cuando trabajaban para evacuar a las víctimas de los bombardeos en Mesraba.

Un joven español que luchaba en la principal milicia kurdosiria, las Unidades de Protección del Pueblo (YPG), ha muerto en la ofensiva que desarrolla Turquía en la región kurda de Afrín, en el noroeste de Siria, informaron hoy estas fuerzas en un comunicado. El fallecido, identificado como Samuel Prada León, alias Baran Galicia, murió en combates el pasado 10 de febrero, cuando luchaba "en primera línea de la histórica resistencia en contra de los ataques fascistas del Ejército turco invasor y las bandas aliadas en el cantón de Afrín", señala la nota.