arriba Ir arriba

Las autoridades iraquíes han elevado la cifra de víctimas mortales del atentado suicida con coche bomba perpetrado en la madrugada del domingo en una zona comercial del centro de Bagdad. Según fuentes policiales citadas por la agencia Efe ya son al menos 180 los fallecidos. Otras fuentes han informado a France Presse de que el saldo se elevaría a 213. Hay, además, 230 heridos. 

Este atentado, reivindicado por el autodenominado Estado Islámico, es el ataque individual más mortífero registrado este año en Irak.

El suicida detonó un vehículo cargado de explosivos alrededor de la 01.00 hora local del domingo frente a una famosa heladería de la avenida principal del distrito de Al Karrada, de mayoría chií.

Esta heladería es la más popular y antigua de la capital iraquí y estaba muy concurrida de madrugada debido a que durante el Ramadán, y más en verano, es habitual prolongar las noches en la calle a la espera del "suhur" (última comida antes del amanecer). Entre las víctimas hay niños y mujeres, que estaban realizando sus compras para la festividad musulmana del Aid al Fitr, que se celebrará dentro de pocos días.

Paseo triunfal del Ejército iraquí que ya controla Faluya, una de las principales ciudades hasta ayer en manos de los yihadistas del Estado Islámico, aunque todavía se mantienen los enfrentamientos en algunos puntos de los alrededores. Haider Al Abadi, primer ministro iraquí, ha anunciado oficialmente la liberación de la ciudad en una emisión especial a través de la televisión.

El ejército iraquí se emplea a fondo para acabar con el imperio de terror impuesto en Faluya por los yihadistas del Estado Islámico hace dos años. En dos semanas de ofensiva, solo han conseguido liberar algunas zonas a las afueras. Recuperar Faluya es muy importante porque desde aquí preparan y perpetran sus ataques los extremistas contra la capital, Bagdad, a tan solo 50 kilómetros.

Los soldados iraquíes presumen de sus éxitos ante la televisión y sostienen del revés una bandera del Daesh. El primer ministro Al Abadi visita sus tropas y les felicita. Pero la reconquista de Faluya, una ciudad situada apenas a 50 kilómetros de Bagdad, está resultando mucho más difícil de lo que pensaban los iraquíes, y eso que Bagdad cuenta con el apoyo de las milicias chiíes de Irán. Los terroristas utilizan a la población civil como escudos humanos y se camuflan entre ellos.

La artillería iraquí dispara sin descanso en el noveno día de ofensiva para recuperar Faluya, la ciudad que más tiempo lleva en manos del Dáesh, a solo 50 kilómetros de Bagdad. Tras rechazar un contrataque yihadista de cuatro horas, las tropas de Bagdad han reforzado sus posiciones en Nuaimiya, el distrito sur de la ciudad, con apoyo aéreo de la coalición internacional que lidera Estados Unidos.

Al menos 23 personas, entre ellas cinco menores y dos mujeres, han muerto en Idlib, en el norte de Siria, en un bombardeo llevado a cabo por aviones militares rusos, según ha informado este martes el Observatorio Sirio de Derechos Humanos. El ataque aéreo tuvo lugar el lunes y el número de víctimas ha alcanzado este martes las 23 debido a que varias personas quedaron atrapadas bajo los escombros de los edificios bombardeados.

La aviación rusa, que apoya al Ejército de Damasco, lanzó el lunes al menos diez ataques sobre varias zonas del centro de Idlib, incluido el parque Al Yalá y los barrios de Al Mutanabbi, Al Baitará y Al Kastina. Además de las víctimas, el bombardeo causó graves daños materiales en la zona, según el Observatorio.

Por su parte, Turquía ha denunciado este martes que un bombardeo ruso contra un hospital de Idlib ha causado la muerte de 60 civiles y heridas a unos 200.

La ofensiva de este lunes es la tercera fase de una operación para retomar Faluya que dio comienzo el 23 de mayo. En ella participan unidades antiterroristas, del Ejército y de la Policía iraquíes, así como milicias chiies, con apoyo de la aviación.

El portavoz de la fuerzas antiterroristas, Sabah al Nieman, ha declarado a la televisión estatal Al Iraquiya que el ataque ha comenzado a las 05.00 de la madrugada, hora local.

Según un comunicado, recogido por agencia Efe, las tropas iraquíes han asaltado "objetivos determinados" y avanzan con "firmeza y decisión". Los objetivos se sitúan en la zona de Al Saqlauiya, al norte de Faluya.

El domingo, el Gobierno iraquí pidió a los ciudadanos de la ciudad, situada a 50 kilómetros al oeste de Bagdad, que la abandonaran a través de los corredores humanitarios abiertos por las fuerzas iraquíes o que permanecieran en sus casas.

Las tropas de los peshmergas y de Irak atacan a los terroristas a unos 50 kilómetros de su capital, Raqqa, donde los yihadistas imponen la ley islámica, cobran impuestos y aterrorizan a la población con ejecuciones públicas. La otra gran batalla contra el DAESH se libra más al sur, en la tercera gran ciudad en manos de los terroristas, Faluya, donde el ejército y las milicias iraquíes asaltan la ciudad desde varios flancos.

Un grupo de hombres armados ha matado al menos a 17 personas en una cafetería en la ciudad iraquí de Balad, al norte de Bagdad, sede de una peña del Real Madrid, donde al menos cuatro miembros de las fuerzas de seguridad han fallecido también en un enfrentamiento posterior, según han informado fuentes de seguridad de ese país. Además hay al menos una veintena de heridos, algunos de ellos de gravedad.

Tres hombres que viajaban en un coche ametrallaron en la madurgada de este viernes a un grupo de jóvenes que se encontraba en la cafetería Al Furat y después un suicida hizo explotar el cinturón de explosivos que llevaba adosado al cuerpo contra las fuerzas de seguridad iraquíes, informa Efe citando una fuente policial.