arriba Ir arriba

Por parte del Grupo Mixto, el portavoz del PDECat en el Congreso, Francesc Homs, ha ratificado el "no con mayúsculas" de los diputados de su partido a la investidura de Mariano Rajoy, a quien ha vuelto a reiterar la oferta de diálogo para solucionar el problema de Cataluña, cuyo futuro decidirán los catalanes.
El portavoz de Compromís, Joan Baldoví, ha alertado al PSOE de que su abstención proporciona a Mariano Rajoy "el botón" para disolver el Parlamento y convocar elecciones cuando lo estime oportuno si los demás no se pliegan a sus exigencias.
Mientras tanto, el portavoz de Bildu, Oskar Matute, también ha arremetido contra los socialistas cuando al mencionar a los GAL y la muerte de los etarras Lasa y Zabala, ha afirmado que "todavía huele a cal viva".
También se ha posicionado en el "no" Pedro Quevedo, de Nueva Canaria, porque, según ha argumentado, la política de Rajoy "no ha sido la mejor" ni para la mayoría social ni para Canarias.
Finalmente, Coalición Canaria (CC), UPN y Foro han reiterado su apoyo al candidato del PP, Mariano Rajoy, en la segunda votación de su investidura y le han deseado "suerte" y "acierto" en su nueva etapa

El Grupo Mixto ha sido el último en intervenir con sus respectivos discursos -PDECat; Compromís; EH Bildu; UPN; Foro Asturias; Coalición Canaria y Nueva Canarias, antes de la última, la del portavoz del Grupo Parlamentario Popular, Rafael Hernando.

Tras la primera intervención de Francesc Homs, portavoz parlamentario del PDECat -antigua CDC-, ha sido el turno para el portavoz de Compromís, Joan Baldoví, quien ha mostrado la desconfianza hacía Mariano Rajoy, a quien ha llamado "el gallego impasible", razonando este apelativo en que, "sin mover un músculo y sin hacer prácticamente nada", está "a punto de ser presidente con un PSOE en estado comatoso regalándole la investidura a cambio de nada". En su intervención, Baldoví también ha pedido "disculpas" en nombre de su grupo a los españoles por "tener después de 300 días a un candidato como Rajoy", que "tanto y tanto legisló en contra de tantas y tantas personas".

Ana Oramas, diputada de Coalición Canaria, ha dicho que "España no puede ser el único país que no se pueda gobernar si no es con la mayoría absoluta". Por eso, "poniendo los intereses de este país y los intereses de Canarias por delante de los intereses de mi partido (...) yo le voy a decir al Rey que nosotros vamos a apoyar al señor Rajoy en la investidura", ha afirmado. Oramas también ha comentado el boicot a Felipe González en la Universidad Autónoma de Madrid, un hecho que ha calificado de "intolerancia y fascismo". Ha criticado que haya líderes políticos "que digan que esto son simplemente manifestaciones estudiantiles (...) que a una persona como a Felipe González se le llame asesino y fascista, pues es gente que no sabe la historia de la transición política en esta país ni la historia de España".

El Grupo Mixto ha sido el último grupo parlamentario en posicionarse con respecto a su voto en la tercera jornada, con la segunda votación a la investidura de Mariano Rajoy de este viernes, en la que el candidato a la Presidencia del PP tendría que lograr mayoría simple -más síes que noes- para lograr ser investido, cosa que finalmente no logró, tal y como estaba previsto.

El primer diputado del Grupo Mixto en intervenir ha sido el portado del Partit Demòcrata Català (PDC) -antigua Convergència-, Francesc Homs, que ha lanzado un mensaje al líder del PSOE, Pedro Sánchez, para que "tome la iniciativa", ya que su partido está dispuesto a hablar con los socialistas a cambio de "democracia y Cataluña".

En su intervención antes de la segunda votación en el debate de investidura, Homs subrayó que lo hecho por Rajoy durante el debate de investidura ha sido la "viva metáfora" de su actuación política: "No proponer nada constructivo", "pedir apoyo gratis" y "ante la falta de argumentos contundentes, castaña a Cataluña".

"No le tenemos confianza a usted ni a lo que representa", dijo, para explicar su 'no' a Rajoy, a quien le reclamó que asuma responsabilidades por su fracaso.

También se dirigió al líder de Ciudadanos, Albert Rivera, que no sabe cuál es el significado de pedir perdón a los españoles como hizo durante su intervención, después de decir que tras pactar con el PP ha perdido credibilidad.

El primero en intervenir ha sido el portavoz del Partit Demòcrata Catalá (PDC), la antigua Convergència, Francesc Homs, quien ha comenzado criticando el pacto del PP con Ciudadanos por ser un "programa claramente recentralizador" sin respetar la autonomía política y económia de las comunidades y asegura que supone una "reforma de facto de la Constitución Española por la puerta de atrás" con un "paquete" específico sobre Cataluña que supone más bien un "mazazo".

La diputada de Coalición Canaria Ana Oramas ha subrayado que su formación no dará al PP un "voto de adhesión" y que pondrá sobre la mesa la agenda canaria, entre cuyos temas están las inversiones, planes específicos de empleo y la financiación autonómica. Además, da por fallida la investidura de la semana que viene. "Yo creo que es un avance importante que se produjera esa sesión de investidura con un programa de cambio y con 170 votos, y que después de las elecciones gallegas y vascas, ante el cambio de la situación política, ante el cambio de los apoyos posibles del señor Rajoy, pueda producirse una reflexión entre el resto de las fuerzas políticas ante ese cambio de situación", explica Oramas, que dice entender el no actual del PSOE pero insiste en que la investidura para por los socialistas (24/08/16).

Los representantes parlamentarios de los partidos con presencia minoritaria en el Congreso de los Diputados, Nueva Canarias, Coalición Canaria, Foro Asturias, UPN e Izquierda Unida, han coincidido este martes en trasladar al rey Felipe VI la urgencia de que las formaciones políticas mayoritarias desbloqueen la situación tras las elecciones del 26J para que haya gobierno, aunque cada uno de ellos ha planteado una fórmula distinta para evitar unas terceras elecciones.

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoytiene intención de presentarse a la investidura y estaría barajando la última semana de julio para hacerlo. Eso sí, si el rey le hace el encargo para ello, según apuntan fuentes conocedoras de la reunión.

Así se lo ha expresado Rajoy a los líderes de Coalición Canaria con los que se ha reunido este martes en el palacio de la Moncloa, en una primera reunión con una formación política que mantiene Rajoy para intentar conseguir apoyos para su investidura. A la reunión han asistido el secretario general del partido canario, José Miguel Barragán, y el presidente canario, Fernando Clavijo, reunión en la que también ha participado la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal.

La diputada electa de Coalición Canaria, Ana Oramas, ve una "gran dificultad" para que se pueda haber Gobierno antes de octubre pero urge a que se forme cuanto antes porque hace falta "tomar decisiones muy importantes" y España "no se puede permitir bajo ningún concepto" que haya unas terceras elecciones.

Así lo ha asegurado entrevistada en Los desayunos de TVE solo unas horas antes de que el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, reciba en la Moncloa a representantes de la formación canaria en busca de apoyos para su investidura.

Oramas cree que hay procesos pendientes que es fundamental que se lleven a cabo, como las elecciones vascas que todavía no han sido convocadas y "el proceso que tiene el PSOE interno". "Y si me apuras hasta las elecciones gallegas", ha gregado.

En cualquier caso, su partido, CC va "con voluntad" a esas conversaciones para formar gobierno pero considera que "la pelota no está en su tejado ni su voto es un voto de adhesión", ha agregado.

Al inicio de la entrevista, Oramas ha calificado como "sorprendente" que las conversaciones para formar Gobierno tengan lugar en Moncloa y que sea el propio presidente del Gobierno en funciones quien las lleve por parte del PP, aunque al mismo tiempo ha señalado que "lo importante es que esta vez lleve la iniciativa".

Sobre el encuentro que este martes van a mantener miembros de su formación asegura que están abiertos de escuchar aunque "antes hay que cerrar un acuerdo básico" sobre asuntos de Estado como las pensiones y el sistema de financiación autónomica.