Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Los abusos sexuales cometidos por sacerdotes y la impunidad en que se mantuvieron durante décadas, han arrastrado a la Iglesia católica chilena a la peor crisis de su historia, puesta en evidencia con la renuncia masiva de los miembros de la Conferencia Episcopal. Después de tres días de reuniones con el papa Francisco, que los convocó para abordar la situación, 34 obispos chilenos han anunciado que han puesto sus cargos a disposición del pontífice.
 

En Chile, buscan por una agresión sexual en grupo a cinco individuos a los que han llamado 'La Manada Chilena', después de que una mujer de 28 años, haya denunciado que la violaron y golpearon cerca de una estación de metro próxima al estadio nacional, en la capital, Santiago. Este caso y otro, el de una niña de casi dos años que murió tras sufrir una agresión sexual, han conmocionado el país, el tercero del mundo con mayor número de denuncias por abusos sexuales a menores, según un reciente informe.

El corresponsal de TVE en Buenos Aires, Marcos López, ha entrevistado en exclusiva al presidente de Chile, Sebastián Piñera, en el Palacio de la Moneda. Piñera ha subrayado que "es fundamental que Chile recupere el liderazgo, el dinamismo, y volvamos a crecer a tasas del 5% como lo habíamos hecho durante nuestro primer gobierno porque el crecimiento es fundamental (...) para financiar el gasto social en salud, en educación, en seguridad".

El Papa Francisco empieza este viernes su visita a Perú, después de su paso por Chile, donde se ha despedido con un aviso contra el maltrato a los inmigrantes. Además, ha recibido fuertes críticas por apoyar a un obispo acusado de encubrir abusos sexuales a menores de sacerdotes católicos."Cuando me traigan una sola prueba. Todo son calumnias", ha afirmado el Papa a una pregunta de un periodista chileno sobre su respaldo al obispo Barros. (19/01/2018)

El papa Francisco se despidió hoy de Chile, donde llegó el pasado 15 de enero, deseando "unidad y paz" para el país en un mensaje que leyó tras la misa celebrada en la ciudad norteña de Iquique. "Mira la fe de este pueblo, y regálale unidad y paz", concluyó el pontífice en su mensaje final de agradecimiento antes de emprender viaje hacia Perú, segunda etapa de su sexta visita a Latinoamérica.

El papa Francisco ha pedido este miércoles en la región de la Araucania, cuna de los mapuches, el reconocimiento de todas las culturas indígenas de Chile, aunque ha exigido que para ello no se recurra a la violencia: "No se puede pedir reconocimiento aniquilando al otro", ha subrayado el pontífice, cuya visita con un rebrote violento de las reivindicaciones mapuches.

Las críticas están marcando la visita del Papa Francisco a Chile. A pesar de haber pedido perdón por los abusos sexuales cometidos por sacerdotes y haberse reunido con algunas víctimas de esos abusos, la sociedad chilena le acusa de actuar con hipocresía en ese asunto, por mantener en su puesto a uno de los obispos salpicados por el escándalo. (17/01/2018)

El papa Francisco ha iniciado el lunes un viaje oficial que lo llevará a Chile y Perú. A su llegada a Santiago de Chile, el pontífice ha sido recibido por la presidenta Michelle Bachelet, que espera que la visita sea "muy exitosa". Por su parte, el presidente peruano, Pedro Pablo Kuzcynski, ha dado la bienvenida al pontífice "a tierras latinoamericanas" y ha señalado que esperan "con entusiasmo su mensaje de unidad y esperanza".

El pontífice argentino llegó el lunes a la capital chilena, donde participó en una breve ceremonia de bienvenida en el aeropuerto para después trasladarse a la Nunciatura Apostólica, donde se alojará hasta el jueves, cuando partirá a Perú.

La visita de Estado se produce en medio de multitudinarias muestras de fervor y adoración hacia su persona, pero también en un clima de desafección hacia la Iglesia por los numerosos casos de abusos sexuales destapados en el país. Algunas personas se han manifestado en rechazo a la gira apostólica, y la Policía ha detenidoa al menos 30 detenidos.

La visita de Francisco se centrará en el papel de los pueblos indígenas y en la lucha contra la corrupción. Entre las reuniones previstas en su agenda, destaca la que mantendrá con dos víctimas de la represión militar durante la dictadura de Augusto Pinochet. También se reunirá con víctimas de abusos sexuales de los dos países andinos.