arriba Ir arriba

Doce días después de llegar a La Moncloa, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha mantenido este miércoles la primera reunión de diálogo social con los líderes de patronal y sindicatos. En el encuentro ha participado también la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, quien ha señalado que ve posible lograr un acuerdo social y político que modifique puntos esenciales del estatuto de los trabajadores, pese a que es consciente "del lugar que ocupa" el Gobierno por la "aritmética parlamentaria".

Los agentes sociales han planteado al Gobierno en la reunión los pormenores del acuerdo para el empleo y la negociación colectiva que están pactando, y que supondrá un incremento salarial para los tres próximos años "de en torno" al 2%, más un 1% adicional, con un salario mínimo de 1.000 euros por convenio y una cláusula de garantía.

Decenas de miles de personas han secundado este martes las manifestaciones convocadas por CC.OO y UGT con motivo del Primero de Mayo, el Día Internacional del Trabajo. Bajo el lema "Tiempo de ganar", marcado e impulsado por el éxito logrado por las movilizaciones previas de mujeres y pensionistas.

Como es habitual, Madrid y Barcelona han acogido las marchas más numerosas, pero las manifestaciones se han multiplicado por 70 localidades españolas, entre ellas, todas las capitales de provincia.

Líderes nacionales participan en Madrid

En Madrid, la manifestación ha arrancado a las 12 h. de la Plaza de Neptuno y ha terminado en la Puerta del Sol, donde ha sido recibida por el coro del Teatro de la Zarzuela y donde han pronunciado discursos las responsables de Igualdad de los sindicatos convocantes, así como sus secretarios generales.

En esta movilización han participado los líderes sindicales nacionales -encabezados por los secretarios generales de CC.OO., Unai Sordo, y UGT, Pepe Álvarez, que lucían pañuelos morados alrededor del cuello en apoyo al movimiento feminista- y representantes de partidos políticos, como el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, el de Unidos Podemos, Pablo Iglesias, y el líder de IU, Alberto Garzón.

El portavoz de Ciudadanos en el Pacto de Toledo, Sergio del Campo, y la diputada de la Asamblea de Madrid del mismo grupo, Victoria Alonso, también han formado parte de la comitiva.

Bajo un cielo despejado y soleado, muchos manifestantes han llevado pancartas moradas con reivindicaciones feministas que rezan "Vivas, libres y unidas". También se han visto alusiones a conflictos laborales concretos, como el que viven los trabajadores del centro logístico de H&M, con pancartas de "hambre y miseria".

Miles de personas secundan este martes las manifestaciones convocadas en 70 localidades españolas por CC.OO y UGT con motivo del Primero de Mayo, el Día Internacional del Trabajo. Bajo el lema "Tiempo de ganar", los manifestantes reclaman igualdad, la mejora del empleo, salarios más altos y pensiones dignas.

Como es habitual, Madrid acoge una de las marchas más numerosas. La manifestación ha arrancado a las 12 h. de la Plaza de Neptuno y concluirá en la Puerta del Sol, donde será recibida por el coro del Teatro de la Zarzuela y donde pronunciarán discursos las compañeras de Igualdad de los sindicatos convocantes, así como sus secretarios generales.

En esta movilización participan los líderes sindicales nacionales -encabezados por los secretarios generales de CC.OO., Unai Sordo, y UGT, Pepe Álvarez, que lucen pañuelos morados alrededor del cuello en apoyo al movimiento feminista- y representantes de partidos políticos, como el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, el de Unidos Podemos, Pablo Iglesias, y el líder de IU, Alberto Garzón.

Los sindicatos mayoritarios, CC.OO. y UGT, han advertido de que este 1 de mayo es un hito, un punto de partida de la lucha de la ciudadanía para conseguir un reparto más justo de la riqueza en España. Si el crecimiento económico que se ha ido asentando en los últimos cuatro años no empieza a distribuirse por la sociedad, "habrá conflicto" y "movilizaciones crecientes", han avisado los secretarios generales de ambas organizaciones sindicales, Unai Sordo y Pepe Álvarez, respectivamente. (01/05/2018)

El secretario general de Comisiones Obreras (CCOO), Unai Sordo, ha calificado este lunes de "patada a seguir" el acuerdo entre Gobierno y PNV para subir las pensiones, un pacto que "no resuelve el problema de fondo", pero que "es mejor que lo que había hace 15 días" y que se ha logrado "gracias a la movilización social".

En una entrevista concedida a Los Desayunos de TVE, previa a la jornada del 1 de mayo, Sordo ha asegurado que el acuerdo sobre pensiones se ha tomado por necesidades de aritmética del Gobierno (para sacar adelante los Presupuestos 2018), pero "no resuelve el problema de fondo", que pasa por "mejorar la estructura de ingresos del Estado" y "eliminar los factores de la reforma de 2013 [el de sostenibilidad y el de revalorización]" para evitar que las pensiones "sean inferiores" en un futuro.

Miles de personas han salido a la calle este domingo convocadas por los sindicatos CCOO y UGT para exigir la subida de las pensiones de acuerdo con la subida de precios.

Ambos sindicatos han convocado un centenar de manifestaciones en toda España con el lema "Hoy, mañana, siempre". En Barcelona tuvieron lugar este sábado, para no coincidir con la manifestación por la libertad de los presos del procés independentista.

En Madrid, miles de personas han iniciado a las 11:30 la marcha de Neptuno a Sol.

CCOO y UGT piden derogar la reforma de 2013, aumentar las pensiones de acuerdo con el Íncide de Precios al Consumo (IPC) y garantizar la viabilidad del sistema público de pensiones en el marco del Pacto de Toledo.

El secretario general de Comisiones Obreras, Unai Sordo, reconoce en el Diario de las 2 que a día de hoy hay más ocupados y que es innegable que se crea empleo, pero asegura que gran parte de ese trabajo es de bajísima calidad. Además destaca la existencia de un repunte de la contratación a tiempo parcial que no es deseada. También vuelve a incidir en la precariedad del empleo y en la bajada de los sueldos. "En diciembre, 92 de cada 100 trabajos fueron temporales y eso no puede ser". Reivindica igualmente la necesidad de recuperar poder adquisitivo.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha firmado este martes con los agentes sociales el acuerdo que situará en 2018 el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) en 735,9 euros en catorce pagas frente a los 707,6 euros actuales, y que permitirá ir subiéndolo hasta los 850 euros en 2020, pero con la condición de que la economía "crezca por encima del 2,5%" y "se creen 450.000 empleos al año". La firma del acuerdo ha tenido lugar en el Palacio de la Moncloa, y también lo han rubricado la ministra de Empleo, Fátima Báñez, así como los secretarios generales de UGT y CC.OO., Pepe Álvarez y Unai Sordo, y el presidente de la CEOE, Juan Rosell, y el de la Cepyme, Antonio Garamendi.