arriba Ir arriba

Este lunes, 1 de mayo, se celebra el Día Internacional del Trabajo en gran parte del mundo. Aquí en España, los sindicatos mayoritarios han convocado más de 70 marchas para reivindicar empleo estable salarios justos, pensiones dignas y más protección social. Están viendo imagen de la manifestación de hoy en Madrid. Los sindicatos piden un pacto salarial cuanto antes, la derogación de la reforma laboral, recuperar derechos y un plan de choque que permita la creación de empleo de calidad.

El secretario general de Comisiones Obreras, Ignacio Fernández Toxo, ha valorado este viernes que la última EPA, que muestra más de 65.000 puestos de trabajo destruido muestra un país con "paro, pobreza y desigualdad, y últimamente, trufado de corrupción". Son algunas de las razones por la que considera necesaria la movilización el próximo 1 de mayo, en el que las centrales sindicales han promovido 73 movilizaciones por todo el país.

Toxo, que vivirá su último Primero de mayo al frente de la CC.OO., aspira a que los sindicatos recuperen un papel en el terreno que renoce haber pérdido "por la crisis y por nuestros errores" pero también porque "algunos partidos tradicionales" han querido trasladar a los sindicatos al gueto de las empresas.

  • El acuerdo entre Gobierno y sindicatos no implica creación neta de empleo
  • Las plazas que se ofertarán son las que están ocupando ahora interinos
  • Habrá una oferta extraordinaria de unos 250.000 empleos entre 2017 y 2019
  • Además se sacarán entre 67.000 y 100.000 plazas en 2017 para cubrir bajas
  • Los sindicatos, contra la subida del 1% propuesta por el Gobierno para 2017

El secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, y el de UGT, Pepe Álvarez, han anunciado movilizaciones, que comenzarán este domingo 19 de febrero con manifestaciones en más de 40 ciudades, para reclamar "empleo y salarios dignos" ante las subidas de precios y la pérdida de poder adquisitivo. Los líderes sindicales no han descartado la posibilidad de convocar una huelga, aunque esperan que con estas movilizaciones se pueda desbloquear la negociación colectiva sobre salarios.

El secretario general de Comisiones Obreras, Ignacio Fernández Toxo, ha subrayado que las manifestaciones sindicales que empiezan el próximo viernes "buscan empujar el diálogo para facilitar que se resuelvan los problemas de la economía".

En ese sentido, el secretario general de CCOO ha asegurado que su sindicato "no está preparando una huelga general", y que su objetivo es "alinear el crecimiento con las necesidades de la gente". "Ahora se trata de rescatar a las personas", ha afirmado.

A partir de este viernes, UGT y CCOO inician un calendario con más de 60 concentraciones y manifestaciones en toda España hasta el domingo, 18 de diciembre, en protesta por los límites impuestos por el Gobierno al proceso de diálogo social, bajo el lema 'Las personas y sus derechos lo primero, defiéndelos'.

En una entrevista en La Noche en 24 horas, Fernández Toxo ha subrayado que las manifestaciones tienen que ver con la recuperación de derechos, no solo en el ámbito laboral, de los salarios y de las pensiones. "Queremos influir en las decisiones que se tomen en la sede parlamentaria".

Entre las medidas que reivindica CCOO, Toxo ha planteado una subida de sueldos entre el 1,8 y el 3,2%, la subida paulatina del salario mínimo interprofesional (SMI) hasta el equivalente al 60% de la masa salarial, cerca de 1.000 euros al mes.

Toxo ha criticado la subida aprobada este mes del SMI hasta los 707 euros, tanto en las formas del anuncio como en la cuantía, que considera "manifiestamente insuficiente": "Es una subida aparentemente fuerte, pero el suelo del que partimos es excesivamente bajo", ya que, ha recordado, el salario mínimo lleva congelado varios años.

Respecto a las pensiones, ha criticado la subida del 0,25%, unos dos euros al mes, y ha alertado sobre la pérdida de poder adquisitivo no solo actual, sino en los próximos años. La propuesta de CCOO es revalorizar las pensiones el 1,2% en 2017, según el incremento previsto del IPC.

"Está en riesgo la calidad de las pensiones del futuro", ha señalado Toxo, atendiendo a la pérdida de poder adquisitivo que se vaticina para las pensiones en los próximos años, cuya cuantía puede bajar del 79% de tasa de reposición media respecto al último sueldo al 48% en el año 2050.