arriba

No se había caído en todo el año. Y en la carrera más importante, cuando podía disputarle el título a Nico Terol, Johann Zarco se fue al suelo. Fue en la tercera vuelta cuando el francés, obligado a ganar para tener una mínima opción, cometió un error y resbaló. La mala suerte quiso que su moto no pudiera volver a arrancarse.