arriba Ir arriba

El huracán María avanza por el Caribe tras devastar la isla de Dominica y oscila entre la categoría 5 (la máxima en la escala Saffir-Simpson) y categoría 4 y golpea ya el sur de Guadalupe en su camino hacía Martinica, las islas Vírgenes y Puerto Rico.

Según el Centro Nacional de Huracanes (NHC) de EE.UU., María registra vientos de más de 300 kilómetros por hora, su ojo se ubica a 380 kilómetros al sureste de Saint Croix (Islas Vírgenes) y avanza en dirección oeste-noroeste a una velocidad de 15 kilómetros por hora.

Las previsiones del NHC indican que María avanzará por el Caribe a lo largo de este martes y el miércoles con un potencial "catástrofico" para las Antillas Menores, donde es posible que provoque inundaciones.

A Puerto Rico llegará, previsiblemente como huracán de categoría 4, durante la madrugada.

Los modelos indican que el huracán no va a tocar República Dominicana, Cuba y Haití, y que no va a llegar a la costa de EE.UU.

El huracán María, que amenaza a las islas del Caribe apenas dos semanas después del devastador Irma, se ha fortalecido al alcanzar este martes la categoría 5, la máxima en la escala Saffir-Simpson, antes de tocar tierra en la isla de Dominica.

Según ha señalado el Centro Nacional de Huracanes (CNH) en su último parte durante la madrugada del martes, María se encuentra a 70 kilómetros del norte de Martinica, presenta vientos máximos sostenidos de 260 kilómetros por hora y se mueve a una velocidad de 15 km/h.

El CNH ha calificado la tormenta de "huracán potencialmente catastrófico", a pocas horas de que el ojo recorra las islas de las Antillas Menores, que tratan de sobreponerse de los daños de Irma.

Los expertos prevén que el ciclón se pueda fortalecer esta noche a su paso por las Islas de Sotavento, pero también esperan que se debilite su intensidad durante los dos próximos días.

Tras pasar por Dominica y Martinica, el huracán llegará a las islas de las Antillas Menores, en Guadalupe, San Martín, Islas Vírgenes y Puerto Rico.

Los habitantes de las Antillas Menores en el Caribe se preparan para la llegada de un nuevo huracán cuando aún no han acabado de evaluar los daños de Irma, que arrasó las islas hace menos de dos semanas. Ahora es el huracán María, de fuerza 1 (la más baja en el nivel de huracanes; Irma tenía fuerza 5) el que se acerca desde el Atlántico.

Según el Centro Nacional de Huracanes de EE.UU. (NHC en sus siglas en inglés), el ojo de María se encuentra a 215 kilómetros al sureste de Dominica, con vientos máximos de 150 kilómetros por hora.

Dominica se halla bajo aviso de huracán, mientras Santa Lucía está bajo aviso de tormenta tropical. Las islas Antigua, Barbuda, Saint Kittis, Nevis y Monserrat, así como Guadalupe, Saba y San Eustaquio, San Martín y San Bartolomé, y Anguila se hallan bajo alerta de huracán; mientras que Martinica, Barbados y San Vicente y las Granadinas están bajo advertencia de tormenta tropical.

Un equipo de Televisión Española ha viajado hasta San Martín para acompañar a los españoles en su regreso a casa. "Lo peor de Irma ha sido el caos y la inseguridad. Si salías, morías"Medio centenar de ciudadanos europeos y latinoamericanos residentes en San Martín, entre ellos una treintena de españoles, ha viajado a bordo de una aeronave operada por el Ejército del Aire. Procedente de Santo Domingo, donde hizo escala tras despegar de la isla de San Martín, el Airbus ha aterrizado en la base aérea de Torrejón de Ardoz hacia las 07:55 horas.

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, ha visitado este lunes el estado de Chiapas, donde ha conversado con los afectados por el seísmo de 8,2 grados que golpeó el sur y centro del país, y ha aumentado la cifra de muertos a 96.

Según el nuevo balance, los muertos en Chiapas ascienden de 15 a 16, mientras que en Oaxaca y Tabasco han perdido la vida 76 y 4 personas, respectivamente. De los 122 municipios de Chiapas, se han registrado daños hasta en 82.

Los miembros del Gabinete presidencial se han desplazado a Chiapas y Oaxaca para elaborar un censo que permita conocer la magnitud de los daños. Así, a cada uno de ellos le ha sido asignada una demarcación específica.

Una vez finalizada esta tarea, se podrá emprender la labor de reconstrucción, aunque antes de eso la prioridad es proporcionar alimentación y agua, así como atención médica, a los damnificados, que denuncian el olvido de las autoridades.

Para muchos fue el primer huracán de su vida. Vinieron a Cuba a pasar unas vacaciones paradisiacas pero Irma se cruzó en su camino. En toda Cuba hay más de 3.000 turistas españoles varados, a los que la embajada de España ha abierto sus puertas las 24 horas y les presta asistencia de comida, agua, comunicación telefónica y por internet, además de buscar reubicación en hoteles a los que se han quedado sin alojamiento.

Las operaciones aéreas en los principales aeropuertos internacionales de Cuba, en La Habana y el polo turístico de Varadero, se restablecerán mañana martes, tras quedar suspendidas a causa del paso del poderoso huracán. Un comunicado de la Corporación de la Aviación Civil de la isla informó de que los vuelos en el aeropuerto José Martí de la capital cubana se retomarán a partir de las 12.00 horas (17.00 GMT) del martes.

En Varadero hay en estos momentos más de 15.000 turistas extranjeros, muchos de ellos con sus vuelos de regreso a sus países todavía pendientes. De ellos, unos 5.000 eran turistas evacuados de los cayos de la costa norte, en el centro de la isla, donde Irma azotó con más fuerza en toda la isla en la noche del viernes.  Ante el inminente paso de Irma, se evacuaron de esos cayos (Cayo Santa María, Cayo Coco y Cayo Guillermo) a más de 36.000 visitantes, aunque muchos de ellos, sobre todo canadienses, retornaron a sus países de origen antes de la llegada del ciclón.

El aeropuerto más cercano a la cayería norte, el de Jardines del Rey, ha quedado completamente destruido y todavía no sabe cuándo podrá reanudar vuelos.

Florida ha podido confirmar los malos presagios de los meteorólogos sobre el poder destructor del huracán Irma, que ya se ha degradado a depresión tropical. Hasta el momento, se han confirmado al menos siete muertos en Florida, tres en Georgia y uno en Carolina del Sur y la tormenta mantiene a oscuras más de 7,4 millones de personas. Según el último parte del Centro Nacional de Huracanes (CNH), Irma se encuentra a unos 150 kilómetros del suroeste de Atlanta y presenta vientos máximos sostenidos de 55 kilómetros por hora. El ciclón, debilitado el lunes al convertirse en tormenta tropical y que la mañana del domingo alcanzó los Cayos con categoría 4, ha descargado fuertes cantidades de agua y ha arreciado con una peligrosa marejada ciclónica que ha inundado varias ciudades del estado. Las primeras labores de socorro ya han comenzado, con el envío de 10.000 militares al estado para atender a los afectados, mientras Florida intenta recuperar la normalidad y comprobar el alcance de los daños.

Los Cayos, un conjunto de islas e islotes en el extremo sur del estado, que recibieron el impacto de vientos máximos sostenidos de 210 km/h, han sido sin duda una de las áreas más afectadas, tal y como ha constatado el gobernador del estado, Rick Scott, tras sobrevolar la zona. "Mi corazón está con la gente de los Cayos de Florida", ha asegurado Scott en una rueda de prensa, y ha asegurado que "un largo camino para la recuperación".

Lluvias, vientos, inundaciones, tornados y marejadas ciclónicas son algunos de los efectos de Irma, que han dejado a casi 4 millones de hogares, negocios y oficinas públicas sin electricidad. Millones de personas se han desplazado desde el miércoles pasado de sus lugares de residencia por voluntad propia o por los 6,3 millones de ordenes forzosas de evacuación dictadas por el gobernador de Florida, Rick Scott.

En los refugios de Miami, cuidad que sufrió este domingo inundaciones y caída de grúas y de tejados y otros elementos arquitectónicos, algunas personas esperan hoy el permiso de las autoridades para abandonarlos. Los Cayos de Florida, un conjunto de islas e islotes situados entre la península y el norte de Cuba, parece ser el lugar donde, según las primeras informaciones, los daños materiales son más importantes y donde puede haber más víctimas mortales. Las autoridades de la zona anunciaron hoy que comprobarán casa por casa cómo están sus habitantes y que este lunes llegará un cargamento de artículos de emergencia en un avión militar al aeropuerto de Key West. En la mayoría de las ciudades grandes del sur de Florida rige un toque de queda nocturno tanto para evitar que la gente se ponga en peligro saliendo al exterior como por los saqueos, delito por el que se han producido una decena de detenciones. De acuerdo con la página web de la Oficina de Gestión de Desastres de Florida, que publica una lista actualizada de aeropuertos que permanecen cerrados a causa de Irma, los más importantes, como los de Miami, Fort Lauderdale-Hollywood y Orlando, están totalmente cerrados o sin actividades comerciales. Algunos siguen abiertos solo para operaciones de emergencia.

Según la Oficina de Gestión de Desastres de Florida, la cifra de clientes sin electricidad es de 6.210.042, lo que significa un 62,18% del total de hogares, negocios y entidades públicas y privadas del estado. Las precipitaciones han provocado graves inundaciones que han dejado una imagen del distrito financiero de Miami cubierto por las aguas.

El huracán Irma se debilita en su avance por el estado de Florida (EE.UU.), donde ha dejado al menos tres muertos. Irma, que comenzó como un huracán de categoría 5, ha pasado a categoría 1, con vientos de 135 kilómetros por hora, y previsiblemente se convertirá en tormenta tropical este lunes y en depresión tropical el martes, según el Centro Nacional de Huracanes (NHC, por sus siglas en inglés).

Irma, con vientos de 120 km/h, se acerca a Tampa, la mayor ciudad en la bahía del mismo nombre, donde viven unos cuatro millones de personas, y a Orlando.

No obstante, los vientos con fuerza de huracán se sienten aún a 95 kilómetros de su centro, especialmente en la parte oeste, y los vientos con fuerza de tormenta tropical se extienden hasta 665 kilómetros, según el NHC.

El Centro ha advertido del peligro de marejadas ciclónicas que puede anegar áreas cercanas a la costa. En algunos puntos esa marejada puede llegar a elevar el nivel del mar entre 0,1 y 1,83 metros.

La previsión es que este lunes Irma entre en Georgia y el martes golpee este estado y Alabama.

El huracán Irma golpea con fuerza Florida (EE.UU.) en su avance por el Atlántico y sus efectos ya se sentían varias horas antes de su llegada en forma de inundaciones, subida del nivel del mar y poderosos vientos de 215 kilómetros por hora, con ráfagas incluso mayores. Hasta ahora han muerto al menos tres personas en este estado a consecuencia de las adversas condiciones climatológicas provocadas por Irma, actualmente un huracán de categoría 3 pero "extremadamente peligroso" que ha dejado ya sin electricidad a más de 1,5 millones de hogares en este estado.