Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

El voraz incendio que afecta desde el sábado a Gran Canaria ha ocasionado una "catástrofe ambiental sin precedentes en la isla" que, en una primera valoración, ha afectado a más de 150 especies vegetales terrestres que, además, son endémicas de este territorio insular. Hablamos de decenas de miles de individuos endémicos de Canarias, entre los que figuran unas sesenta especies vegetales terrestres que son exclusivas de Gran Canaria, como la magarza plateada de Artenara o la col de risco de Tamadaba, ha informado a Efe Juli Caujapé, el director del Jardín Botánico Canario "Viera y Clavijo", centro asociado al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) que depende del Cabildo de Gran Canaria. Sin poder aún evaluar sobre el terreno el impacto que la virulencia del fuego ha tenido sobre la biodiversidad de la superficie afectada por las llamas, que supera las 6.000 hectáreas, el experto ha recalcado que pese a estas "malas noticias, hay que ser pacientes y esperar a que el banco de semillas que hay en el suelo, que es activo, regenere de forma natural". Para que eso ocurra pueden pasar "entre diez y quince años", ha dicho Caujapé, quien, no obstante, ha destacado que situaciones como la que afecta al ecosistema de la cumbre grancanaria pueden ser "una oportunidad para muchas especies" de otras zonas, ya que podrían germinar en las nuevas localizaciones a las que hayan sido desplazadas por el viento. Sin embargo, ha considerado que las lluvias que pudieran registrarse a finales de verano, o ya en el otoño, frenarían esta recuperación, ya que contribuirían a arrastrar hacia la costa el banco de semillas que ha quedado en el suelo por este incendio. El director del Jardín Botánico Canario "Viera y Clavijo" ha asegurado que la violencia de este fuego hará que muchos pinos canarios "mueran", al igual que otros insectos y animales que forman parte de su ecosistema, que también puede que hayan huido para poder sobrevivir.

"No es un problema de coordinación, es que no hay capacidad", es el dictamen desde los servicios de emergencia sobre el fuego en Gran Canaria, al que declaran "incontrolable" por ahora. Las altas temperaturas y el viento están dificultando de nuevo este lunes las labores de extinción del incendio de Gran Canaria, que avanza fuera de control y ha obligado a desalojar ya medio centenar de localidades, con 9.000 personas evacuadas y más de 6.000 hectáreas afectadas. Los efectivos han conseguido estabilizar el flanco izquierdo del fuego, pero el derecho sigue muy activo y sin control.

El ministro de Agricultura en funciones, Luis Planas, se ha desplazado hasta la isla canaria para seguir en primera persona la evolución del incendio y las labores de extinción. "Mi presencia aquí también responde a la solidaridad y el apoyo que el Gobierno quiere dar a Canarias y a los canarios en estas horas difíciles", ha asegurado en rueda de prensa, junto con el presidente canario, Ángel Víctor Torres.

Sobre los trabajos que se están realizando, Planas ha destacado que se trata del "despliegue de medios más importante que se ha llevado en Canarias, y uno de los mas importantes que se han dado en España en los últimos años".

"Las próximas 48 horas van a a ser fundamentales", ha dicho el ministro en funciones, "por eso hemos reforzado los medios". "Las condiciones climáticas implican que redoblemos los medios, que es lo que estamos haciendo", ha añadido.

El incendio tiene un perímetro de 60 kilómetros y afecta a ocho municipios, ha señalado Ángel Victor Torres. El presidente canario ha señalado que el aumento de la superficie afectada se debe a la entrada del incendio en el parque natural de Tamadaba, aunque al parecer puede estar causando menos daño del esperado.

Al menos 18 personas han muerto y otras 14 se encuentran desaparecidas debido a los efectos de la llegada del tifón Lekima a China, ha informado la televisión estatal.

Según la cadena CGTN, que cita a las autoridades locales, estas víctimas se han registrado después de que un embalse se desbordase por las fuertes lluvias en la provincia de Zhejiang, donde la tormenta tocó tierra esta madrugada.

Un corrimiento de tierras causado por fuertes lluvias bloqueó los ríos de la zona, lo que provocó que los niveles del agua del embalse crecieran hasta diez metros en diez minutos, atrapando a 120 habitantes de un pueblo cercano.

Estas muertes en China se suman a la de un hombre de 64 años en Taiwán, que cayó de un árbol mientras trataba de podar las ramas como precaución ante el tifón.

Al menos 13 personas han muerto y otras 16 se encuentran desaparecidas debido a los efectos de la llegada del tifón Lekima a China, informó hoy la televisión estatal. La agencia oficial Xinhua ha informado de que más de un millón de personas han tenido que ser evacuadas antes de la llegada del Lekima. Con vientos de hasta 187 kilómetros por hora, este tifón es el más potente desde 2014 y ha obligado a cancelar cientos de ferris y vuelos, así como a cortar tramos de algunas líneas ferroviarias.

En nuestro próximo ¿Te acuerdas? nos acercamos a las primeras campañas de prevención de incendios. En los años 60 las que protagonizó el conejo Fidel y en los 90 el "Todos contra el fuego" que popularizó Joan Manuel Serrat. Años de escasez de medios materiales y aumento delos siniestros. Veremos cómo la tecnología ha cambiado esos medios y las últimas técnicas de prevención en estos sucesos que nos siguen visitando cada verano.

Ángel Férnández es Jefe de la Comarca Oeste de la Brigada Especializada en Incendios Forestales (BEIF) de la Comunidad de Madrid. En la entrevista hablamos del cambio en los bosques por el abandono de la actividad agrícola y el aumento de la presión humana. Bosques que ahora vemos no como medio de vida sino como paisajes y con límites difusos por la interfaz urbana-forestal, en la que las construcciones se mezclan con la naturaleza. Y bosques que sufren nuevas amenazas por el cambio tecnológico, el empleo de modernas herramientas y máquinas de todo tipo que aumentan el riesgo de incendio.

Alerta en Luisiana, en Estados Unidos, por la tormenta tropical Barry, que podría convertirse en el primer huracán de la temporada. Unos 10 millones de personas pueden verse afectadas por sus efectos, sobre todo inundaciones.. 14 años después de la devastación causada por el Katrina, en Nueva Orleans confían en que esta vez los diques resistan.

Con vientos de casi 200 kilómetros por hora, así ha tocado tierra este viernes el Ciclón Fani en el noreste de la India. Se teme que sea el peor ciclón de los últimos cinco años en esta zona. Más de un millón de personas han sido evacuadas en las últimas horas en el estado de Odisha aunque todavía no se conocen las consecuencias del ciclón. Se han habilitado casi 900 refugios para que la gente pueda cobijarse. La temporada de ciclones en la India acaba de empezar y durará hasta final de año, las previsiones ahora son que Fani reduzca su velocidad y se desplace hacia Bangladesh.