arriba Ir arriba

La fiscalía de Rieti ha abierto una investigación preliminar por presunto desastre doloso tras constatar daños en edificios que habían sido reestructurados recientemente para soportar la sacudida de un terremoto como el que devastó el centro de Italia. En concreto, se investigan los importantes daños que ha sufrido la escuela de Amatrice, que había sido reestructurada en 2012 para que respetase las normas sísmicas introducidas tras el terremoto de L'Aquila. Según un informe de Protección Civil hay 24.000 escuelas en riego sísmico en Italia que requieren una inversión de 10.000 millones para su reestructuración.

Liberar a una víctima sepultada de los escombros es vital en las primeras horas de un siniestro como este terremoto para rescatarlas con vida. Localizarlas y sacarlas es una carrera contra reloj para bomberos y equipos de seguridad.

En Italia, los efectivos de Protección Civil, bomberos y militares han continuado durante toda la madrugada de este jueves las labores de búsqueda de decenas de personas desaparecidas bajo los escombros en el centro de Italia, en las zonas afectadas por el terremoto de magnitud 6 que ha causado al menos 247 víctimas mortales y más de 300 heridos.

"Nosotros continuaremos trabajando sin descanso hasta que encontremos a la última persona y hasta que estemos seguros de que no hay nadie más", ha asegurado Lorenzo Botti, jefe de equipo del cuerpo de bomberos de Amatrice, una localidad del Lacio que ha sido completamente devastada por el seísmo y donde todavía hay 150 personas sin localizar.

Las autoridades italianas llevan desde primera hora del miércoles intentando limpiar esta localidad de ruinas y escombros, con excavadoras que trabajan con cuidado de no provocar más daños. Además, la policía peina la zona continuamente con perros adiestrados para detectar olor humano y así intentar encontrar más supervivientes.

  • Hay ya 250 muertos y quedan decenas de personas atrapadas en los escombros
  • Entre otras réplicas, Amatrice ha sufrido un temblor de 4,3 con nuevos derrumbes
  • Este jueves se reúne el Consejo de Ministros italiano para evaluar la situación
  • Miles de afectados sin casa han pasado la noche en varios campamentos
  • Este miércoles, un terremoto de magnitud 6 golpéo el centro de Italia

En aquella ocasión, la cifra de muertos superó los 300, con más de 1.500 heridos. Pero la gran diferencia entre ambos reside en la densidad de población de las regiones afectadas, menor en este segundo caso. El terremoto de magnitud 6 en la escala de Richter que ha sacudido esta madrugada la región italiana del Lacio se suma a la larga lista de temblores que asuelan con relativa frecuencia el centro de la península Itálica. Este territorio se asienta sobre una zona de confluencia de diferentes placas tectónicas, lo que provoca, según estimaciones de las autoridades italianas, que el 40% de su población viva en zonas de alto riesgo sísmico. La sismicidad se concentra en la región central y el sureste de Italia, a lo largo de la cresta de los montes Apeninos, aunque también algunas partes de Calabria y del norte de Italia tienen riesgo de terremotos.

Un potente terremoto de magnitud 6 en la escala de Richter ha sacudido el centro de Italia y ha dejado al menos 120 muertos, cientos de heridos y decenas de desaparecidos. Las localidades de Amatrice y Accumoli, en la región del Lacio, han sido las más afectadas y se encuentran devastadas por el temblor, mientras los equipos de rescate buscan sin descanso a más de 150 personas desaparecidas bajo los escombros.

Los bomberos de la Comunidad de Madrid se preparan mediante el simulacro del derrumbe de varios edificios para actuar en semejante situación. Los 3 primeros días son fundamentales para el rescate de posibles supervivientes aunque se han dado casos de hasta 10 días. La utilización de perros, capaces de rastrear a los supervivientes, es crucial, también la utilización dey de robots cuando el terreno es inestable.

Carlos González, técnico del Instituto Sismológico Nacional, afirma que “era lógico pensar que iba a haber terremotos parecidos al del L’Aquila pero no se puede saber cuándo se va a producir y de qué magnitud va a ser”. El sismólogo explica que la zona central de Italia, golpeada esta madrugada por un terremoto de magnitud 6, es una de las zonas más activas sísmicamente de Europa. “En esta zona chocan las placas continentales africana y euroasiática y, además, entra por debajo la placa adriática”. El riesgo principal ahora, apunta, son las réplicas del seísmo principal que se producirán durante las próximas 24 horas.

Un incendio forestal afecta a la Reserva de la Garganta de los Infiernos, en el Valle del Jerte. Se declaró la noche del jueves en una zona alta de la montaña de difícil acceso y permanece activo, aunque se mantiene una evolución favorable y en el mismo están trabajando 18 medios aéreos con el apoyo de 13 brigadas. El fuego no afecta de momento a las zonas de población, pero por seguridad se ha restringido el acceso a la entrada a la zona de los Pilones y la garganta del Jerte.

Al menos 39 personas han muerto en los estados mexicanos de Puebla, Veracruz e Hidalgo a consecuencia de las intensas lluvias originadas por los remanentes de la tormenta Earl, según han anunciado las autoridades este domingo.

Earl, que alcanzó la categoría de huracán en la escala de intensidad de Saffir-Simpson durante su paso por el Atlántico, fue perdiendo fuerza en su trayectoria por el territorio mexicano, si bien sus remanentes, caracterizados por lluvias torrenciales, han afectado severamente a varios estados. Puebla, región situada en el centro del país, ha sido la más impactada con al menos 28 muertos, entre ellos, 15 niños.

Los municipios más afectados en Puebla han sido Huauchinango y Tlaola, ambos situados en una zona serrana y de difícil acceso. Las intensas precipitaciones han provocado el derrumbe de varios cerros que han sepultado numerosas viviendas.

En Huauchinango se han contabilizado 13 personas muertas, siete de ellas menores, al quedar sepultados sus hogares. En la comunidad de Xaltepec, perteneciente a esta localidad, 11 personas, entre ellas ocho niños, perdieron la vida después de que se produjesen varios deslizamientos de tierra sobre el puebloEn Tlaola, han fallecido cuatro personas.