Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

El caso Pujol ha vuelto a la Audiencia Nacional. Oriol y Marta, dos de los siete hijos del expresident, han declarado ante el juez que investiga el patrimonio familiar, por un supuesto delito de capitales.

El juez quiere saber por qué a partir de 1992 todos los miembros de la familia Pujol recibieron transferencias hechas por el hermano mayor procedentes de una docena de cuentas de Andorra. Según el juez De la Mata, todos recibían la misma cantidad de manera simultánea. La mayoría eran ingresos en efectivo sin justificar.

La investigación sobre el origen de la fortuna familiar de Jordi Pujol abarca ya dos generaciones enteras. Este lunes están citados a declarar en la Audiencia Nacional dos de los hijos del expresident de la Generalitat de Cataluña. Comparecerá Marta Pujol, encausada desde que se abrió la investigación. Una hora después lo hará su hermano Oriol, el único que todavía no ha declarado en el caso y que deberá responder sobre el origen y destino del dinero que durante años acumuló en Andorra. El menor de los Pujol y exsecretario general de Convergencia Democrática está además investigado en el caso de las ITV por presuntamente utilizar sus contacto políticos para beneficiar a empresarios.

El juez de la Audiencia Nacional José de la Mata ha dejado en libertad a Oleguer Pujol después de que la Fiscalía haya pedido su ingreso en prisión por el riesgo de que siga blanqueando dinero, pero le ha retirado el pasaporte y le ha impuesto la obligación de comparecer quincenalmente en el juzgado. En un auto, el juez también le impone la prohibición de salir del país, de manera que ahora Oleguer comparte las mismas medidas cautelares que su hermano Jordi, hijo mayor de los Pujol-Ferrusola, aunque este debe comparecer cada semana y no cada quince días.
 

La Fiscalía Anticorrupción ha pedido este jueves al juez el ingreso en prisión sin fianza de Oleguer Pujol, el hijo menor del expresidente catalán, por la investigación que se sigue contra él por blanqueo por riesgo de reiteración delictiva, una medida que tendrá que decidir el juez esta tarde tras una vistilla. El benjamín de los Pujol-Ferrusola transfirió 2,5 millones de euros a una cuenta en Miami (EE.UU.) en diciembre de 2015, a pesar de que desde marzo de ese año ya tenía sus cuentas bloqueadas por orden judicial, lo que para la Fiscalía Anticorrupción significa que el menor de los Pujol-Ferrusola sigue ocultando su dinero.