arriba Ir arriba

El ex jefe superior de policía del País Vasco, Enrique Pamiés ha asegurado que "nunca habría admitido una orden" política para parar un dispositivo que se había preparado contra ETA y ha negado haber participado en el chivatazo del dispositivo a la banda terrorista Así lo ha asegurado en el primer día de la vista oral en la Audiencia Nacional la vista por el llamado Caso Faisán. Lo que se juzga es un chivatazo a ETA para abortar una operación policial cuando el Gobierno de Rodríguez Zapatero negociaba con la banda terrorista. Los acusados son el antiguo jefe de policía en el País Vasco, Enrique Pamiés, y el inspector José María Ballesteros. Uno y otro niegan que hubiera orden política y chivatazo.

El ex jefe superior de Policía del País Vasco Enrique Pamiés ha afirmado en el juicio contra él por haber ordenado supuestamente el chivatazo que desmontó una operación contra ETA que no hubiera "admitido" una orden política para parar el dispositivo. Con su declaración, en la que ha negado en todo momento haber participado en la delación, ha arrancado en la Audiencia Nacional el juicio del caso Faisán, que investiga ese chivatazo el 4 de mayo de 2006. También ha declarado el exinspector José María Ballesteros. El primero se enfrenta a peticiones de hasta 10 años de prisión por los delitos de colaboración con ETA y revelación de secretos, mientras que para el segundo las acusaciones piden penas de hasta 9 años de cárcel. Sus respectivas defensas reclaman la absolución. El PP, Dignidad y Justicia y la Asociación de Víctimas del Terrorismo ejercen las acusaciones populares.

La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha acusado de colaboración con ETA a los dos mandos policiales procesados por el caso Faisán -el exjefe superior de Policía del País Vasco Enrique Pamiés y el exinspector de la Brigada de Información de Álava José María Ballesteros- por orden expresa del fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce.

En su escrito de acusación por el chivatazo a ETA, el fiscal Carlos Bautista pide dos años de cárcel para Pamiés por revelación de secretos "y, alternativamente," cinco años de prisión por colaboración con banda armada, mientras que para Ballesteros pide un año y medio por la revelación de secretos y "alternativamente" otros cinco por colaboración.

Hay novedades sobre el caso Faisán, donde se ha investigado el chivatazo a ETA en 2006, durante el gobierno de Rodríguez Zapatero. El fiscal del caso acusa al ex jefe superior de Policía del País Vasco Enrique Pamies y al ex inspector José María Ballesteros de colaboración con banda armada. Lo hace por orden expresa, dice, del fiscal general.

  • Al exjefe superior de la Policía del P. Vasco y al exinspector de Información
  • La acusación por colaboración es por orden expresa de Torres-Dulce
  • Se pide cinco años alternativamente para Pamiés y Ballesteros
  • Además, pide que ambos sean condenados a 11 años de inhabilitación
  • El Pdf de la acusación de la Fiscalía del caso Faisán