arriba Ir arriba

La Audiencia Nacional ha condenado a un año y medio de prisión a los dos policías juzgados en el caso Faisán. Considera al ex jefe superior de policía del País Vasco, Enrique Pamiés y al exinspector jefe José María Ballesteros culpables de revelación de secretos y les absuelve de colaboración con banda armada porque según el tribunal con el chivatazo a ETA no pretendían favorecer a la banda terrorista, sino que no se entorpeciera el proceso para lograr su abandono de la violencia. El líder del PSOE Alferdo Pérez Rubalcaba que era ministro del Interior cuando se produjo el chivatazo en mayo de 2006 dice que respeta la sentencia mientras que las asociaciones de víctimas piden que se investigue quién dió la orden del soplo.

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha señalado que la "última palabra" sobre el caso Faisán será del Tribunal Supremo. La sentencia de la Audiencia Nacional que condena a dos mandos policiales por revelación de secretos a un año y medio de cárcel se ha conocido este miércoles. Rubalcaba era ministro del Interior cuando se proddujo el chivatazo a ETA en 2006.

  • La Audiencia absuelve a Pamies y Ballesteros de colaborar con ETA
  • Considera probado que alertaron de una operación policial en 2006
  • No ve colaboración porque el fin era "no entorpecer" el proceso de paz
  • Pamies y Ballesteros recurrirán al Supremo, pero la Fiscalía no
  • Lee la sentencia de la Audiencia Nacional del caso Faisán en .pdf

La sentencia del llamado Caso Faisán, condena a dos mandos policiales a año y medio de cárcel por revelación de secretos a ETA. Considera que los agentes dieron el chivatazo no por colaboración con la banda terrorista ETA, sino para no perjudicar la negociación con el Gobierno.

La Audiencia Nacional ha condenado al ex jefe superior de Policía del País Vasco Enrique Pamies y al inspector jefe José María Ballesteros a un año y medio de prisión y cuatro años de inhabilitación por revelación de secretos por el chivatazo a ETA en el bar Faisán, que frustró una operación en 2006. La sección tercera de la Sala de lo Penal les absuelve del delito de colaboración con organización terrorista al entender que el chivatazo no fue una "acción directa de los acusados para favorecer una actuación puntual" de la banda, sino que la intención era "no entorpecer el proceso que estaba en marcha para lograr el cese de la actividad de ETA" (14/10/2013)

El fiscal mantiene la petición de cárcel para los dos dos altos mandos policiales acusados en el caso Faisán, Enrique Pamies y José María Ballesteros, después de escuchar la grabación en la que el dueño del bar cuenta a su yerno que ha recibido un chivatazo sobre una operación contra ETA.

En el juicio por el chivatazo a ETA se han escuchado las grabaciones en las que el dueño del bar Faisán le cuenta a su yerno que un policía le había advertido de la operación policial. En sus conclusiones, el fiscal no descarta que hubiera más personas implicadas, y no sólo los dos policías acusados.

En el juicio por el caso Faisán el fiscal ha elevado a definitivas sus conclusiones, en las que pide que se condenea los dos policías por revelación de secreto y, alternativamente, por colaboración con banda terrorista.

Según la fiscalía la intención del ex jefe superior de Policía del País Vasco, Enrique Pamies, era obstaculizar el dispositivo para no afectar una determinada estrategia de lucha terrorista. Pamies y el que fuera inspector jefe José María Ballesteros se enfrentan a penas de hasta 7 años de prisión. En la sesión de hoy se ha podido escuchar la conversación entre el propietario del bar Faisán y su yerno, en la que Joseba Elosua le alertaba sobre la operación contra ETA (19-09-2013).

El juicio sobre el chivatazo a ETA en el bar 'Faisán' de Irún (Guipúzcoa) que se produjo el 4 de mayo de 2006 continúa este martes con el final del interrogatorio al jefe del equipo que investigó el soplo, Carlos Germán, y las declaraciones, entre otros, del dueño del establecimiento y miembro del aparato de extorsión de ETA, Joseba Elosua, según han informado fuentes jurídicas.

El ex jefe superior de policía del País Vasco, Enrique Pamiés ha asegurado que "nunca habría admitido una orden" política para parar un dispositivo que se había preparado contra ETA y ha negado haber participado en el chivatazo del dispositivo a la banda terrorista Así lo ha asegurado en el primer día de la vista oral en la Audiencia Nacional la vista por el llamado Caso Faisán. Lo que se juzga es un chivatazo a ETA para abortar una operación policial cuando el Gobierno de Rodríguez Zapatero negociaba con la banda terrorista. Los acusados son el antiguo jefe de policía en el País Vasco, Enrique Pamiés, y el inspector José María Ballesteros. Uno y otro niegan que hubiera orden política y chivatazo.

El ex jefe superior de Policía del País Vasco Enrique Pamiés ha afirmado en el juicio contra él por haber ordenado supuestamente el chivatazo que desmontó una operación contra ETA que no hubiera "admitido" una orden política para parar el dispositivo. Con su declaración, en la que ha negado en todo momento haber participado en la delación, ha arrancado en la Audiencia Nacional el juicio del caso Faisán, que investiga ese chivatazo el 4 de mayo de 2006. También ha declarado el exinspector José María Ballesteros. El primero se enfrenta a peticiones de hasta 10 años de prisión por los delitos de colaboración con ETA y revelación de secretos, mientras que para el segundo las acusaciones piden penas de hasta 9 años de cárcel. Sus respectivas defensas reclaman la absolución. El PP, Dignidad y Justicia y la Asociación de Víctimas del Terrorismo ejercen las acusaciones populares.

La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha acusado de colaboración con ETA a los dos mandos policiales procesados por el caso Faisán -el exjefe superior de Policía del País Vasco Enrique Pamiés y el exinspector de la Brigada de Información de Álava José María Ballesteros- por orden expresa del fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce.

En su escrito de acusación por el chivatazo a ETA, el fiscal Carlos Bautista pide dos años de cárcel para Pamiés por revelación de secretos "y, alternativamente," cinco años de prisión por colaboración con banda armada, mientras que para Ballesteros pide un año y medio por la revelación de secretos y "alternativamente" otros cinco por colaboración.

Hay novedades sobre el caso Faisán, donde se ha investigado el chivatazo a ETA en 2006, durante el gobierno de Rodríguez Zapatero. El fiscal del caso acusa al ex jefe superior de Policía del País Vasco Enrique Pamies y al ex inspector José María Ballesteros de colaboración con banda armada. Lo hace por orden expresa, dice, del fiscal general.

  • Al exjefe superior de la Policía del P. Vasco y al exinspector de Información
  • La acusación por colaboración es por orden expresa de Torres-Dulce
  • Se pide cinco años alternativamente para Pamiés y Ballesteros
  • Además, pide que ambos sean condenados a 11 años de inhabilitación
  • El Pdf de la acusación de la Fiscalía del caso Faisán