Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

El juez que investiga a la antigua cúpula de CatalunyaCaixa ha dado por concluida la instrucción y ha dejado a un paso del juicio a los exdirectivos Narcís Serra y Adolf Todó, al entender que se aprobaron sobresueldos "en perjuicio y desprecio" de los intereses generales y de la entidad bancaria. El titular del juzgado de instrucción número 30 de Barcelona mantiene imputados a Serra y Todó, junto a una cuarentena de miembros del consejo de administración de la entidad que aprobaron las remuneraciones extras, por un delito de administración desleal.

El expresidente de Caja Castilla-La Mancha, Juan Pedro Hernández Moltó, y su ex director general, Ildefonso Ortega, se sentarán en el banquillo por los presuntos delitos de falseamiento de las cuentas anuales y de administración desleal, según dice el auto del juez Ruz. Tienen 10 días de plazo para depositar una fianza de más de 138 millones de euros. Si no lo hacen, el juez les advierte de que serán embargados.

  • Abre juicio oral contra el expresidente de la caja, Juan Pedro Hernández Moltó
  • También contra el exdirector general de CCM, Ildefonso Ortega
  • Impone una fianza de 138 millones a los dos que deberán pagar en 10 días
  • Les atribuye delitos de administración desleal y falseamiento de las cuentas
  • Caja Castilla-La Mancha fue la primera caja intervenida en marzo de 2009

El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, ha cifrado en 2.600 millones de euros el quebranto producido por las operaciones irregulares remitidas por el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) a la Fiscalía. Durante su intervención en la Comisión de Economía y Competitividad del Congreso de los Diputados, el ministro ha explicado que hasta el momento se han denunciado un total de 42 operaciones (28/10/14).

El expresidente de Caja Madrid y Bankia Rodrigo Rato afirmó en su declaración ante el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu que las tarjetas opacas al fisco eran parte de su remuneración en la entidad y por tanto de "uso personal". Por su parte, el expresidente de Caja Madrid dijo que recibió una tarjeta cuando llegó al consejo y fue informado que era un "un complemento retributivo, un incentivo".

El expresidente de Caja Madrid Rodrigo Rato ha presentado un aval bancario para hacer frente a la fianza de tres millones que le impuso el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu para garantizar su responsabilidad civil en el caso de las tarjetas opacas al fisco de las que disfrutaron más de 80 consejeros y directivos. En el caso de su antecesor en el cargo, Miguel Blesa, aún está por ver si puede presentar los 16 millones a los que ascendía su fianza a lo largo de esta jornada, cuando expira el plazo dado por el magistrado. Tras intentar que la aseguradora de Caja Madrid, Mapfre, se haga cargo de su fianza, fuentes cercanas a Blesa han asegurado que el exbanquero no aportará el dinero solicitado y asumirá el embargo de sus bienes.