Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Dinero en efectivo, joyas, viajes y hoteles de decenas de miles de euros, muebles, bebidas alcohólicas, compras en supermercados, son algunos de los gastos que 83 consejeros de Caja Madrid y Bankia hicieron con las tarjetas opacas. Los gastos de las tarjetas muestran que lo mismo servían para pagar 13.000 euros de golpe en un viaje de lujo como un peaje de autopista de menos de un euro. Rodrigo Rato, ex presidente de Bankia, pagó en un sólo día 3.500 euros en bebidas alcohólicas, unos 2.400 en arte sacro y más de 1.800 euros en salas de fiesta. Rato sumó 54.000 euros de gastos con la tarjeta de Bankia, cantidad que ha devuelto, pero faltan por abonar otros 44.000 que hizo con la de Caja Madrid. El ex presidente de Caja Madrid Miguel Blesa llega a pagar 2.100 euros en la vispera de Reyes de 2004 en una joyería de lujo. También 13.000 en un viaje de El Corte Inglés y según el documento que ha conseguido television española, el mismo día en el que deja la presidencia de la caja, el 28 de enero de 2010, se gasta 4.000 euros en productos de informática. El que fuera ex director general, Ildefonso Sánchez Barcoj, pagó un viaje de casi 17.000 euros en el 2009 y sacó 11.000 euros en efectivo en un sólo día pero también pasaba la tarjeta para pagar 73 céntimos de peaje en autopista. Los tres están imputados y darán explicaciones de estos gastos ante el juez Andreu el jueves de la semana que viene. Otros consejeros como Jose Antonio Moral Santín  de Izquierda Unida, retiró el 80% del dinero utilizado en efectivo, más de 300.000 euros. Arturo Fernández presidente de la patronal madrileña gastó 10.000 euros en facturas de sus propios restaurantes. Jose Ricardo Martínez de UGT hizo compras en centros comerciales por valor de 21.000 euros y Francisco Baquero de comisiones Obreras pagó muebles por valor de 10.000 euros.

El juez  Andreu imputa a Rodrigo Rato, Miguel Blesa e Ildefonso Sánchez Barcoj, por el escándalo de las tarjetas opacas y tendrán que declarar en la Audiencia Nacional el próximo 16 de octubre. El magistrado ha abierto una pieza separada del caso Bankia -en el que se investiga la fusión y la salida a Bolsa de la entidad nacionalizada- para analizar la existencia de unas tarjetas al margen del circuito general con las que 86 exmiembros de la cúpula de Caja Madrid gastaron 15,5 millones de euros entre 2003 y 2012.

El escándalo de las tarjetas opacas de Caja Madrid además de provocar nueve dimisiones hasta el momento ha llevado a algunos de los implicados a devolver el importe utilizado sin declarar a Hacienda. Ildefonso Sánchez Barcoj, el que fuera director general de Caja Madrid y que lidera la lista en cuanto a gastos, cerca de medio millón de euros, se ha apresurado a devolver la cantidad exacta. Barcoj culpa a los presidentes de Caja Madrid y Bankia, Miguel Blesa y Rodrigo Rato, de manejar el funcionamiento de las tarjetas. Otro consejero que afirma que ya ha devuelto lo que gastó ha sido Arturo Fernandez, presidente de la patronal madrileña. Fueron 37.000 euros en su caso.  Desde UGT defienden a Rafa Torres, consejero que aún no ha devuelto lo gastado y no pedirán su dimisión. Los gastos de los 86 consejeros van a ser investigados por Hacienda, según confirman fuentes de la investigación. Tres de ellos no utilizaron las tarjetas. El caso ha provocado la dimision de Fernando Serrano, vocal del tribunal economico administrativo de Madrid, la última dimisión hasta ahora.

El secretario general de UGT-Madrid, José Ricardo Martínez, el dirigente histórico de CC.OO. Rodolfo Benito, el socialista Ángel Gómez del Pulgar, del PSM, el jefe de gabinete de la secretaría de Estado de Hacienda, José María Buenaventura, y el gerente de la Empresa Municipal del Suelo y la Vivienda (EMSV) de la localidad madrileña de Boadilla del Monte, Manuel José Rodríguez. han dimitido este viernes a raíz del caso de las tarjetas 'opacas' de Caja Madrid, que investiga a 86 consejeros y directivos de la entidad que habrían cargado en ellas gastos privados por valor de 15,2 millones de euros. Buenaventura y Rodríguez fueron propuestos por el Partido Popular. Ayer el fraude con las tarjetas ya provocó la dimisión de Carmen Cafranga, presidenta de la Fundación Caja Madrid y de Pablo Abejas, hasta ayer director general de economia de la comunidad. De los 86 consejeros que disponían de tarjetas de crédito opacas al fisco, 28 fueron nombrados a propuesta del Partido Popular; 15 por iniciativa del PSOE.; 4, por Izquierda Unida y 13 si sumamos patronal y sindicatos.

Luis de Guindos ha recordado que el Gobierno ha dado instrucciones al FROB, al Fondo de Reestructuración Bancaria, para que se aclare el uso de 15,2 millones de euros en gastos sin justificar por parte de 86 consejeros y exdirectivos de Caja Madrid desde 2003. El ministro de Economía afirma que entiende la indignación de los ciudadanos.