Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

El venezolano Banesco se ha impuesto como el ganador de la subasta del 88,33% de Novagalicia frente a las ofertas de la gran banca española y de los fondos de inversión extranjeros. De esa participación, el 63% lo tiene el Estado a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) y el 15% restante está en manos del Fondo de Garantía de Depósitos, por el canje de las preferentes. "La oferta realizada por Banesco asciende a 1.003 millones de euros, cifra que tiene en cuenta la venta de las dos carteras de fallidos que se incluían en el proceso", señala el FROB en una nota de prensa. El 40% se abonará al formalizarse la operación de compraventa y el 60% restante se hará efectivo en sucesivos plazos hasta 2018.

La línea de crédito a los bancos y cajas de ahorro en dificultades fue de 100.000 millones de euros, de los que se han usado algo más de 41.300. Las entidades que recurrieron a las ayudas tienen 15 años para devolverlas a un 0,5% de interés. La parte más importante del rescate se la ha llevado Bankia, con casi 18.000 millones. Después Catalunya Caixa con más de 9.000, Novagalicia 5.400 y Banco de Valencia 4.500. La Sareb, el llamado banco malo, ha utilizado 2.500 millones.

El expresidente de Bankia Rodrigo Rato ha defendido su actuación al frente de la entidad y ha eludido cualquier autocrítica por el canje de preferentes por acciones de Bankia, una acción que, ha añadido, fue supervisada por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Por su parte, el presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, ha criticado al anterior equipo gestor y el "error" de la salida a Bolsa, y ha subrayado que se ha centrado en solucionar el "problema" de las preferentes y la deuda subordinada, emisiones que ha recordado que son anteriores a Bankia. Ambos han comparecido ante la comisión de investigación del parlamento catalán que investiga la crisis de las antiguas cajas de ahorro.

El diputado de las CUP David Fernández ha protagonizado el momento más tenso de la comparecencia del expresidente de Bankia Rodrigo Rato ante la comisión de investigación del Parlamento catalán sobre las cajas al amagar con lanzarle una sandalia, y le ha dicho que le espera "en el infierno". Al acabar su intervención, Fernández, con una de sus sandalias en su mano, ha preguntado a Rato: "¿Sabe lo que hacen en Irak con esto, como símbolo de humillación y desprecio al poder del poder?", y a continuación le ha reprochado la implicación del Gobierno del PP "en la guerra de Irak" y su participación, "desde otras esferas", en la "guerra económica contra los pobres", ha dicho. Justo después, Fernández le ha espetado: "¿Usted tiene miedo?", a lo que Rato le ha replicado: "¿A quién, a usted?. Y de nuevo el diputado catalán independentista ha sentenciado: "No, a perderlo todo, como a millones de familias (en España), y a que un día la gente se harte".  Rato se ha negado a contestar y Fernández le ha soltado: "Nos vemos en el infierno. Su infierno es nuestra esperanza. (...) Hasta pronto, gángster. Fuera la mafia".

Además, ha decretado la misma medida para el ex director general de Empresas de la caja alicantina Daniel Gil, en su caso bajo fianza de 400.000 euros. Gómez Bermúdez dice que los detenidos cuentan con medios económicos y relaciones con el exterior que les permitirían huir de la justicia fugándose a Curaçao, que no tiene convenio de extradición con España. Además Curaçao es un paraíso fiscal y la Guardia Civil asegura que es allí donde se desviaban los beneficios de la explotación de hoteles en el Caribe, defraudando así millones de euros a la hacienda española.