Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

La Confederación Española de Cajas de Ahorro (CECA) ha criticado con dureza la situación de Caja Madrid. Quintás ha calificado de "intervencionismo público descarado" el pulso entre la Presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, y el Alcalde de la capital, Alberto Ruiz Gallardón, por controlar la entidad.(24/03/09)

De las 54 entidades que acudieron a las subastas, las cuatro que más dinero han obtenido son Bancaja, La Caixa, Caja Madrid y la Caja de Ahorros del Mediterráneo.

Pero también hay bancos en los primeros puestos, Banesto en el quinto y Sabadell en el 6º. Ni Santander ni BBVA, han participado en las subastas en las que se repartieron casi 20.000 millones. La mitad fue a parar a tan sólo ocho entidades.

La decisión del Banco de España de intervenir la Caja de Castilla La-Mancha ha centrado hoy parte de las preguntas en la sesión de control al Gobierno. El presidente ha asegurado que fue una medida acertada para evitar una situación de emergencia. Ha sido su espuesta a Mariano Rajoy que ha acusado al Gobierno de improvisar y de no tener un plan para hacer frente a la crisis.

Los gestores de Caja Castilla-La Mancha antes de la intervención del Banco de España podrían haber cometido, al menos, dos faltas muy graves. Al parecer, la institución carecía de una estructura organizativa clara y tenía importantes deficiencias en sus mecanismos de control interno.

En total, su beneficio superó ligeramente los 6 mil 800 millones de euros. El presidente de la CECA, Juan Ramón Quintás, reconoce que no son unos resultados tan brillantes como los de 2007, pero sí "magníficos" si se tiene en cuenta la actual situación de crisis. Este año, la morosidad se acercará al 7 por ciento, pero las cajas, apunta, están en buena posición para afrontarla.