arriba Ir arriba

La Audiencia Nacional ha condenado al expresidente de Caja Castilla-La Mancha (CCM) Juan Pedro Hernández Moltó y al exdirector general Ildefonso Ortega por un delito societario de falsedad contable cometido al manipular las cuentas de la entidad, a la pena de dos años de cárcel y a otra de inhabilitación para ejercer cargos de administración o dirección en el sector financiero durante el tiempo de su condena. En una sentencia, el Juez Central de lo Penal José María Vázquez Honrubia impone a cada uno el pago de una multa de 29.970 euros y les obliga a satisfacer la mitad y a partes iguales las costas causadas, incluidas a las de la acusación particular y popular, ejercidas por la asociación Adicae y la propia caja de ahorros. En concreto, el juez señala que ambos "utilizaron un ardid contable" para tapar "unas pérdidas que se podrían denominar galopantes" relativas a valores cotizados. En su opinión, las cuentas eran falsas "al no haber existido jamás un beneficio de 93 millones de euros".

El expresidente de Caja Castilla La Mancha Juan Pedro Hernández Moltó ha asegurado que su papel en la entidad era el de "animador sociocultural", y ha defendido que las cuentas del ejercicio 2008 que la entidad presentó al Banco de España eran "transparentes y provisionales". CCM -ahora integrada en Liberbank- fue la primera entidad española en ser intervenida en esta crisis, después de que en marzo de 2009 el Consejo de Ministros aprobara una inyección de fondos públicos de 9.000 millones. La Fiscalía Anticorrupción solicita una pena de dos años y medio de cárcel para Moltó y el ex director general de la caja manchega Ildefonso Ortega al considerar que falsearon las cuentas de la entidad, al considerar que ambos llevaron a cabo "una maniobra contable" para que los estados financieros de la caja reflejaran unos beneficios de 29,86 millones en lugar de 182,2 millones de pérdidas.

El expresidente de Caja Castilla-La Mancha, Juan Pedro Hernández Moltó, y su ex director general, Ildefonso Ortega, se sentarán en el banquillo por los presuntos delitos de falseamiento de las cuentas anuales y de administración desleal, según dice el auto del juez Ruz. Tienen 10 días de plazo para depositar una fianza de más de 138 millones de euros. Si no lo hacen, el juez les advierte de que serán embargados.

  • Abre juicio oral contra el expresidente de la caja, Juan Pedro Hernández Moltó
  • También contra el exdirector general de CCM, Ildefonso Ortega
  • Impone una fianza de 138 millones a los dos que deberán pagar en 10 días
  • Les atribuye delitos de administración desleal y falseamiento de las cuentas
  • Caja Castilla-La Mancha fue la primera caja intervenida en marzo de 2009

Castilla La Mancha es la primera comunidad autónoma que reduce su número de diputados regionales. La próxima legislatura pasará de 49 a 33Cada provincia tendrá tres escaños fijos y los restantes se repartirán en función de la población. El PSOE ha recurrido al Constitucional pero Mª Dolores de Cospedal considera que esta reducción acerca la política a los ciudadanos (122/07/14).

El expresidente de Caja Castilla La Mancha, Juan Pedro Hernández Moltó, ha dicho durante una comparecencia en el Congreso que el Banco de España se precipitó al intervenir la entidad en marzo de 2009. El expresidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, que también comparece en estos momentos, ha defendido el rigor de la entidad durante el boom inmobilairio.

El desvio en el cumplimiento de los objetivos de déficit se debe, en su mayor parte a las comunidades autónomas. Aunque 8 lograron reducirlo en relación con el año anterior, sólo una, Madrid, cumple y no supera el 1,3 permitido. El peor dato es el de Castilla-La Mancha, que se desvía 6 puntos por encima de lo permitido.