arriba Ir arriba

Trabajadores de Campofrío han colocado la primera piedra de la fábrica que sustituirá a la que ardió hace casi un año. Según la empresa, será el complejo cárnico más grande de Europa. Se invertirán 225 millones de euros y la planta contará con la última tecnología y los sistemas de seguridad más avanzados. Unos 780 empleados volverán al trabajo cuando esté finalizada.

Diez días después del incendio de la planta de Campofrío, próximo el final de mes, sus empleados esperan cobrar la parte proporcional de lo trabajado en noviembre. Calculan que ese dinero llegará  a sus bolsillos en diciembre o en enero. Algunos trabajadores tienen dudas de hasta dónde llegará el subsidio de desempleo. También se habla de posibles traslados. La empresa está creando un banco de datos sobre la situación personal de cada empleado y su posible encaje en otra planta. 

La empresa cárnica ya ha reubicado al 13% de la plantilla de la fábrica de Burgos, 118 personas que no serán incluidas en el Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) que se aplicará hasta que la compañía inaugure una nueva factoría en la ciudad, probablemente en 2016, y que comité de empresa y dirección están negociando.

  • El comité de empresa negocia con la dirección de la compañía un ERTE
  • A esos 118 empleados y a otros 40 de embutido/jamones no les afectará
  • La empresa espera incrementar la cifra de recolocados en los siguientes días
  • El ERTE de Campofrío se tramitará rápido "por causa de fuerza mayor"
  • La empresa pide a los bancos que no desahucien a sus empleados hasta 2016

Dositeo lleva cuarenta años al frente de su explotación, como él más de mil ganaderos afectados en Castilla y león por el incendio de la planta de Campofrío. Una empresa de autobuses, de las de toda la vida, también se ha visto afectada por el incendio. Hacían 28 servicios diarios a la planta de Campofrío. En otra fábrica se producen los embalajes para transportan la mercancía de Campofrío. 

 

Campofrío ya ha reubicado al 15% de la plantilla de la fábrica de Burgos, 120 personas que no serán incluidas en el Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) que se aplicará hasta que la cárnica inaugure una nueva factoría en la ciudad, probablemente a finales de 2016, y que comité de empresa y dirección están negociando.

Ya está controlado el fuego que ha destruido la factoría de Campofrío, en Burgos. Los bomberos siguen trabajando para extinguirlo. Descartan que alcance un depósito cercano con miles de litros de amoniaco. Los 400 vecinos evacuados ya han vuelto a sus casas. Los casi mil trabajadores se han reunido en una asamblea porque temen por su empleo. Campofrío asegura que intentará recuperar lo antes posible la actividad en la planta.

Vuelve la tensión a Gamonal. De momento no consta que haya detenidos por los incidentes de anoche, en los que se destrozó mobiliario urbano. Movilizaciones para  frenar el proyecto de remodelación de la Plaza de Toros de El Plantío, que presenta deficiencias y que incluso estuvo a punto de ser derribada por su mal estado. El Ayuntamiento plantea mejoras en la dañada estructura, una cubierta y renovaciones para convertir la plaza en pabellón multiusos. Un proyecto que el consistorio adjudicó en agosto por más de cinco millones y medio de euros. 

En Burgos se rozó la tragedia: una carcasa de los fuegos artificiales cayó sobre el público que asistía a un espectáculo con motivo de las fiestas patronales. La explosión originó una pequeña avalancha entre los miles de personas que cada noche de fiestas se citan en el centro de la ciudad para ver los fuegos. Más de 20 resultaron heridas. Dos de ellas, dos menores, sufren quemaduras de cierta importancia.

El Consejo de Administración de Nuclenor, sociedad participada al 50% por Endesa e Iberdrola, ha solicitado al Ministerio de Industria, Energía y Turismo la renovación de la autorización de explotación de la Central Nuclear de Santa María de Garoña (Burgos) hasta el año 2031, cuando la planta alcanzaría los 60 años de antigüedad. El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, ha condicionado la reapertura de la central nuclear de Garoña al visto bueno del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) que deberá darlo en un informe que llevará "varios meses" y que "probablemente" no estará terminado hasta dentro de un año.