Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

El último ataque a la prensa en Brasil tiene nombre propio: Glenn Greenwald, un conocido periodista de investigación que le ha sacado los colores al gobierno Bolsonaro. El presidente le amenaza con la cárcel, exponiendo además su vida personal.

Bolsonaro sugirió este lunes que Greenwald había pagado por los mensajes filtrados que publicó en su portal y que comprometen la imparcialidad de la operación anticorrupción Lava Jato en el transcurso de la que fue encarcelado el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva.

Diferentes medios internacionales como la cadena Fox o el New York Times han mostrado su respaldo al periodista estadounidense, ganador del premio Pulitzer al divulgar el espionaje masivo de Estados Unidos a través de las filtraciones del exanalista Edward Snowden.





Un enfrentamiento entre facciones rivales ha dejado al menos 52 presos muertos en la cárcel de Altamira, en el norte de Brasil. Las autoridades penitenciarias no han identificado aún a las organizaciones criminales involucradas pero han precisado que se trataría de una facción que actúa "a nivel nacional" y de otra con actuación "regional".

El nuevo presidente de Brasil, el ultraconservador Jair Bolsonaro, llegó al poder con polémica por sus promesas de cambiar todo lo cambiable y para borrar del país todo el legado de los gobiernos de izquierdas que dirigieron el gigante latinoaméricano durante 14 años. La oposición prometió una dura defensa de los avances logrados y los planes para la Educación pública han sacado a las calles a miles de personas que denuncian un plan para perjudicar el derecho universal a estudiar. Es el primero de los grandes pulsos que vive un Brasil cada día más polarizado. Un reportaje de Santiago Barnuevo.

Gays, lesbianas y transexuales denuncian que la hostilidad social contra ellos ha aumentado desde la llegada al poder del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro. Daniel es un jugador de los BigTboys, el primer equipo de hombres trans de Brasil. Asegura que ahora puede jugar al fútbol sin miedo a ser agredido después de que el Tribunal Supremo haya declarado a la homofobia un delito equivalente al racismo en uno de los países más peligrosos del mundo para este colectivo.

Brasil es el mayor productor del mundo de café, pero su calidad es menos conocida. Por eso, una docena de productores de cafés especiales de diferentes variedades han presentado en Madrid sus productos en una muestra y cata organizadas por la Brazil Specialty Coffee Association (BSCA) y Apex-Brasil (Agencia Brasileña de Promoción de Exportaciones e Inversiones) con la colaboración de la Oficina Comercial de la Embajada en España.

Los familiares de los fallecidos se agolpan a las puertas de una de las cárceles de Manaos donde en las últimas horas han sido asesinados 57 reclusos. Los agresores iban armados con machetes, palos y utensilios de limpieza convertidos en armas, y los cadáveres, algunos de ellos mutilados, fueron descubiertos en una inspección rutinaria.

Lo sucedido no es ni mucho menos una novedad. Ni en Brasil ni en el estado de Amazonas, donde hace dos años ya hubo una cifra de muertos similar en enfrentamientos entre reclusos vinculados a bandas criminales.

Por ahora se desconoce si la reyerta ha sido, como casi siempre, producto de la lucha a muerte que mantienen en todo Brasil, las dos principales organizaciones criminales del país: el Comando Vermelho, con sede en Río, y el Primer Comando de la Capital, en Sao Paulo. El Gobierno Federal ha ordenado la intervención de las instalaciones penitenciarias de Amazonas, aunque el problema es el de la superpoblación carcelaria y el hacinamiento de los presos. Son 700.000 y más de un tercio se encuentran en prisión preventiva. La capacidad es para menos de la mitad.

En Brasil, al menos diez personas han muerto por la gran tromba de agua que cayó hace dos días en Río de Janeiro. Los daños son innumerables y hay más de un millar de desalojados. La zona sur ha sido la más afectada, especialmente la favela de Morro da Babilonia donde han recuperado los cuerpos de dos hermanas sepultadas por un deslizamiento del terreno. En una noche ha caído tanta agua como la que suele caer durante todo el  mes de abril.