arriba Ir arriba

Encargada de velar por la preservación del patrimonio bibliográfico y documental español, la Biblioteca Nacional también atesora y conserva los sonidos que nos han acompañado, desde que se pudieron grabar. Su colección de grabaciones sonoras, creada a partir de depósito legal, donaciones y compras, muestra la historia de la edición fonográfica española. Así encontramos discos perforados, rollos de pianola  y cilindros de cera de finales del siglo Diecinueve y principios del Veinte.