Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

La Fundación BBVA ha concedido, por segundo año consecutivo, su programa de Ayudas a Investigadores y Creadores Culturales en un total de 11 áreas de conocimiento. Estas ayudas pretenden estimular la excelencia y el mérito personal. Están dirigidas a profesionales altamente productivos, a los que se ofrece el apoyo material necesario para que hagan realidad proyectos innovadores y con capacidad de influir positivamente sobre la sociedad. 63 candidatos han sido seleccionados para recibir esas ayudas, de entre los más de 1.900 presentados a la convocatoria. Juan Manuel Zaragoza Bernal ha realizado un proyecto sobre la historial materia de las emociones. 

El consejero del BBVA y exconsejero del BCE José Manuel González-Páramo admite que la banca ha reaccionado tarde al problema de los desahucios. Afirma que el sector no supo ver la dimensión del asunto ni adoptó medidas para minimizar el impacto sobre familias en riesgo de exclusión. Sin embargo, asegura que la situación ha cambiado y que las entidades son más sensibles. "Los problemas fueron tremendos y se produjeron con mucha rapidez, y aquí el sistema financiero no fue muy ágil en la reacción, esto sin duda. Pero dicho esto, ahora tenemos un código de buenas prácticas en ese terreno y no hay entidad que se tome a la ligera los problemas que suponen el desahucio, el riesgo de desahucio, para familias o unidades familiares con riesgo de exclusión", explica González-Páramo, que por otro lado, confía en que este fin de semana Grecia y los acreedores lleguen a un acuerdo (26/06/15).

El BBVA propone reducir a tres los tipos de contrato laboral en España: indefinido, temporal causal y de formación o aprendizaje. Además el servicio de estudios del banco propone en un informe que los trabajadores se paguen parte de su indemnización por despido procedente. El BBVA defiende un modelo parcialmente similar al austriaco: el trabajador se lleva consigo esa bolsa de indemnización cuando cambia de empresa. La indemnización por despido procedente que propone el BBVA tendría dos patas: una cuenta de ahorro individual del trabajador y la aportación de la empresa. El empleado pondria un 2% de su salario, equivalente a 8 días por año trabajado, La empresa no pondría nada el primer año, 4 días el segundo, 8 el tercero y 12 a partir del cuarto. La suma de los dos conceptos sería de 20 días por año trabajado, como ahora, cuando todo lo pone la empresa. Pero esto no implica ni una disminución de los salarios, ni una disminución ni aumento tampoco del coste laboral que tiene para la empresa. Eliminar incertidumbres a las empresas para favorecer la contratación indefinida. Es el objetivo de la propuesta, ya que considera elevadas las actuales indemnizaciones. Para los temporales la indemnización sería más alta. Los 12 días por año regulados ahora más los 8 de la cuenta personal. Y en el despido improcedente, iría subiendo hasta llegar a los 33 días a partir del cuarto año pero también con la aportación del trabajador.

 

El consejero ejecutivo del BBVA y exrepresentante español en el BCE, José Manuel González-Páramo, ha asegurado en 'Los Desayunos de TVE' que en España sí se están dando nuevos créditos y que entre las entidades financieras "hay una lucha feroz" por conceder esos préstamos a clientes solventes. Sin embargo, ha explicado que ese crecimiento del crédito no se refleja en las cifras globales debido al proceso de desendeudamiento que se está produciendo en paralelo, y por el que las cancelaciones y vencimientos de préstamos aún superan al crédito nuevo. Preguntado sobre la posibilidad de que Reino Unido salga de la UE, González-Páramo ha señalado que el bloque "tiene músculo económico suficiente" para superar esa salida, que sí sería "devastadora" en el plano social, político y cultural, ya que el país anglosajón es "fundamental en ese 'melting-pot' que es Europa".