Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Avui ha de quedar vist per sentència el judici contra l'exprofessor dels Maristes de Sants - Les Corts acusat d'abusar sexualment de 4 alumnes. Joaquin Benítez ha reconegut parcialment els delictes que se l'imputen. En la seva declaració ha assegurat que se sentia emparat per la congregació dels Maristes des que el 1986 van conèixer el primer cas.

Según Benítez, y en palabras literales, se sintió amparado por los maristas que le mantuvieron como profesor de gimnasia. Este martes también han declardo los forenses. Han dicho que Joaquín Benítez no sufre ningún tipo de trastorno mental que le impida ser consciente de la realidad. Mañana, miércoles, se celebrará el último día de juicio y las partes presentarán sus conclusiones.

El exprofesor del colegio Maristes Sants-Les Corts Joaquín Benítez, que está siendo juzgado por cuatro delitos de abusos sexuales a alumnos en la Audiencia de Barcelona, salía con la cara totalmente tapada tras la primera sesión del juicio. Ante la prensa, ha vuelto a reconocer los hechos y ha asegurado que él no era el único. El Fiscal pide para él 22 años de cárcel.

Las cuatro presuntas víctimas del exprofesor de educación física de los Maristas Sants-Le Corts Joaquín Benítez han testificado en el juicio en la Audiencia de Barcelona durante poco más de una hora y media, en una comparecencia que se ha hecho a puerta cerrada.
Las familias de los menores no han podido estar presentes en la sala, y estas declaraciones se han hecho con una mampara para impedir que los testigos pudieran tener ningún tipo de contacto visual con el acusado.

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha tapado este jueves la pancarta a favor de los "presos políticos" del balcón del Palau de la Generalitat con otra con el mismo mensaje pero que, en lugar de un lazo amarillo, tiene uno blanco con una franja roja. Torra ha aplicado de esta manera la resolución de la Junta Electoral Central (JEC) después de que el Síndic de Greuges, Rafael Ribó, le recomendara cumplir con la orden de ese organismo de que se retiraran los lazos amarillos de los edificios públicos de la Generalitat.

La Audiencia Provincial de Barcelona juzga hoy a Tomás Pardo, más conocido como el ‘Violador de Martorell’. El acusado se enfrenta a una pena de 70 años de prisión por supuestamente haber violado a una mujer y posteriormente haber intentado acabar con su vida en el año 2016. Por entonces disfrutaba de un permiso penitenciario mientras cumplía condena por una agresión similar.