arriba Ir arriba

Al menos 1.200 personas han perdido la vida en la India, Nepal y Bangladesh tras el paso de las peores lluvias monzónicas que se recuerdan en años en el Sudeste Asiático. La peor parte se la ha llevado la India, con más de 600 muertos y miles de aldeas, pueblos y centenares de cuidades completamente anegadas y miles de hectáreas de cultivo destrozadas. Habría 20 millones de damnificados, aunque algunas ciudades ya van recobrando la normalidad. En Bombay se ha restaurado el servicio ferroviario y la población vuelve poco a poco a las tareas cotidianas.