Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

El estadounidense de origen surcoreano, Jim Yong Kim, será desde hoy el nuevo presidente del Banco Mundial. Kim se impuso a la ministra nigeriana de Finanzas, Okonjo-Iweala, y sustituirá a partir del 1 de julio al también estadounidense Robert Zoellick. Kim, apoyado por Europa y Estados Unidos. Ha desarrollado la mayor parte de su trayectoria en el campo de la salud pública y, con su nombramiento, se vuelve a cumplir la regla no escrita por la que un europeo dirige el Fondo Monetario Internacional y un estadounidense el Banco Mundial. Por cierto, hasta hoy era presidente de la universidad de Darmouth, en Estados Unidos, donde se le ha podido ver participando junto a los alumnos en varias celebraciones, como recoge este vídeo.

El Banco Mundial revisa a la baja el crecimiento de la zona euro y dice que su deterioro frena la economía global y puede llegar a desencadenar una crisis mundial como la de septiembre de 2008. El descenso de la demanda de países avanzados afectaría a los emergentes, con una caída de sus exportaciones.

Algunos países podrían aumentar su productividad hasta en un 25 por ciento si hubiera una verdadera igualdad de género. Lo dice un informe del Banco Mundial. Y añade que las instituciones serían así no sólo más representativas, sino también, más eficaces.

El estudio dice también que con más mujeres en las instituciones y en los altos cargos de una empresa, las prioridades cambian, se hacen políticas más sociales y todos los ciudadanos se benefician.

El presidente del Banco Mundial, Robert Zoellick, ha advertido a las economías avanzadas como EE.UU., la Unión Europea y Japón que sería "irresponsable" no actuar para evitar la recaída en una nueva recesión. "Todavía creo que una doble recesión para las grandes economías es improbable. Pero mi confianza está siendo erosionada cada día por el continuado cúmulo de malas noticias", ha afirmado Zoellick, en la rueda de prensa de apertura de la reunión anual del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional (FMI) que se celebra en Washington. Tal y como hizo este miércoles el FMI, Zoellick ha reiterado que el mundo está en una "zona de peligro" y que "al contrario que en 2008, cuando mucha gente dijo que no vieron venir las turbulencias, ahora no tienen esa excusa". El presidente del Banco Mundial ha agregado, asimismo, que los países emergentes no están tan bien situados como previamente para hacer frente a una nueva crisis.

El presidente del Banco Mundial ha lanzado hoy un mensaje de cierta calma en medio de las turbulencias financieras. Robert Zoellick no cree que el mundo caiga en una nueva recesión pero pide especial cuidado a Europa. El presidente de la Comisión, Durao Barroso, coincide en apelar a la unidad de los europeos para conjurar el peligro.

El presidente del Banco Mundial, Robert Zoellick, ha descartado que la economía mundial vaya a entrar en una segunda recesión. "No creo que Estados Unidos y el mundo vayan a entrar en una nueva recesión, pero hay un alto grado de incertidumbre. En el caso de la economía estadounidense, seguirá probablmente habiendo un crecimiento lento y altas tasas de paro. Pero la razón por la que yo y otros, como Christine Lagarde, ponemos la atención en la eurozona es porque ella puede tener efectos en todo el mundo", ha dicho en Singapur Zoellick.