Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

La decisión del Banco de España de intervenir la Caja de Castilla La-Mancha ha centrado hoy parte de las preguntas en la sesión de control al Gobierno. El presidente ha asegurado que fue una medida acertada para evitar una situación de emergencia. Ha sido su espuesta a Mariano Rajoy que ha acusado al Gobierno de improvisar y de no tener un plan para hacer frente a la crisis.

El gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, ha pedido en el Congreso más control en el gasto de las comunidades autónomas y los ayuntamientos. También ha propuesto que se fije por ley un límite de gasto para las administraciones territoriales (05/10/10).

Los gestores de Caja Castilla-La Mancha antes de la intervención del Banco de España podrían haber cometido, al menos, dos faltas muy graves. Al parecer, la institución carecía de una estructura organizativa clara y tenía importantes deficiencias en sus mecanismos de control interno.

El Gobernador del Banco de España cree que el Fondo de Reestructuración bancaria respeta las competencias de las autonomías. Fernández Ordóñez lo ha dicho en un Encuentro Financiero, en el que también ha intervenido Mariano Rajoy. Para el PP, ahora lo prioritario no es la financiación autonómica, sino salvar el sistema financiero.