Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Un centenar de venezolanos exiliados en el lado colombiano de la frontera, en Cúcuta, se han concentrado para exigir la entrada de ayuda humanitaria en Venezuela. Según el líder opositor, Juan Guaidó, lo hará el 23 de febrero, aunque los militares siguen siendo claves. El sargento Harry de la Guardia Nacional Bolivariana teme por su familia, lo buscan porque huyó tras sublevarse contra Maduro en enero. Vaticina un escenario muy feo, aunque asegura que un militar "jamás levantará un arma contra el pueblo".

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha vuelto a rechazar la entrada de ayuda humanitaria en el país, una ayuda que su vicepresidenta califica de "envenenada". Entretanto, el líder de la oposición, Juan Guaidó, ha movilizado a sus simpatizantes para formar cadenas humanas para la entrada de los insumos y alimentos, que se producirá, según ha anunciado, el próximo 23 de febrero.

Maduro ha anunciado mejoras en el reparto de alimentos a los venezolanos mientras continúa el bloqueo de la ayuda humanitaria extranjera. El reparto se hace a través de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP) con el objetivo de reducir el efecto de la inflación de los precios, sin embargo, en algunas poblaciones afirman que la ayuda no llega desde hace meses. Mientras, en la ciudad colombiana de Cúcuta, las urgencias se encuentran desbordadas de pacientes venezolados que denuncian que en su país no pueden acceder a los medicamentos necesarios. 

Los venezolanos han comenzado a organizarse en redes de voluntarios para la distribución de la ayuda humanitaria que se acumula en las fronteras, a la espera de que Maduro acepte su entrada. Tal y como lo había anunciado el jefe del Parlamento, Juan Guaidó -que el mes pasado se proclamó presidente encargado y cuenta con el reconocimiento de medio centenar de países- ha arrancado la organización de personas dispuestas a trabajar gratuitamente en la distribución de alimentos y medicinas.

El sistema sanitario venezolano ha sido uno de los más afectados por la crisis sociopolítica que atraviesa el país desde 2016. Un equipo de TVE ha accedido al Hospital Universitario de Caracas, donde varios pacientes han explicado las largas esperas que tienen que hacer para ser tratados. Según el enfermero Mario Denigri, el centro necesita "el 90% de los insumos, entre medicamentos y material para atender a los pacientes". Por su parte, la Federación de Colegios de Enfermería de Venezuela pide a los militares que permitan la entrada de la ayuda humanitaria en el país, ya que aseguran que hay "300.000" venezolanos en riesgo de muerte actualmente. 

Varios venezolanos se han concentrado este jueves en el puente de Tienditas, que conecta Venezuela con Colombia, y que el presidente, Nicolás Maduro, mantiene bloqueado para impedir la entrada de ayuda humanitaria concedida a Juan Guaidó. "Cuando no tienes medicinas, estás esperando la muerte", asegura una mujer entrevistada por TVE. Mientras, como cada día, miles de venezolanos han acudido a Cúcuta (Colombia) para conseguir alimentos y medicinas.

En la crisis política venezolanala cúpula militar apoya por el momento al presidente, Nicolás Maduro, pero según el líder de la oposición, Juan Guaidó, esto podría cambiar en los próximos días. Los militares tendrán una nueva oportunidad de pronunciase, porque de ellos depende que entre ayuda humanitaria en Venezuela. "Serán los que tomen la decisión", ha dicho Guaidó, que ha denunciado además que en una semana de protestas han muerto 70 jóvenes. Por su parte, el presidente Maduro lleva 24 horas guardando silencio. 

Los 310 migrantes a bordo del Open Arms llegarán a la bahía de Algeciras este viernes por la mañana. Será el fin de un periplo de meses, lleno de peligros, incluido el naufragio del que fueron rescatados en medio del Mediterráneo. Mientras, los 32 migrantes rescatados por la ONG alemana Sea Watch siguen varados en el mar a la espera de permiso para atracar en un puerto ante la negativa de cinco países, entre ellos Italia.