arriba Ir arriba

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha advertido esta noche que el referéndum ilegal de independencia en Cataluña "ya no se puede celebrar" y ha pedido a los responsables de la Generalitat que "cesen en sus actuaciones ilegales". El jefe del Ejecutivo ha mostrado su disposición a dialogar, pero siempre en el marco de la ley.

Rajoy ha realizado esta declaración después de las 14 detenciones que se han producido hoy en Cataluña por orden del titular del Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona, la mayor parte de ellas afectan al núcleo duro de la organización del referéndum ilegal del 1 de octubre. Además, los agentes se han incautado de casi diez millones de papeletas de voto que se suman a las 45.000 cartas para constituir las mesas de votación que se intervinieron ayer.

Agentes de la Guardia Civil registran desde primera hora de este miércoles varias sedes de la Generalitat de Cataluña en busca de documentación relacionada con el referéndum independentista del 1-O, según fuentes del Instituto Armado y del Govern catalán. Entre los edificios en los que los agentes han accedido está la Conselleria de Economía y Hacienda, dependiente del vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, y que se encuentra en el número 19 de Rambla Catalunya, y la Conselleria de Asuntos Exteriores, situada en el Palau de la Generalitat y cuyo titular es Raül Romeva.

Golpe a la logística del referendum ilegal. La Guardia Civil se ha incautado hoy de centenares de sobres y material relacionado con la consulta. Los agentes han registrado las sedes de la empresa de mensajería Unipost en Hospitalet y Terrassa, en la provincia de Barcelona. Se han encontrado lo que podrían ser las tarjetas censales y citaciones para formar parte de las mesas electorales. Unipost, que ya fue investigada por su participación en los preparativos de la consulta del 9-N, es una empresa de la familia Raventós, propietaria del grupo Codorniú, que se encuentra en suspensión de pagos desde julio por sus deudas con Hacienda. Por la tarde, un grupo de unos 50 independentistas ha tratado de boicotear la acción de la justicia al bloquear el paso a la comitiva judicial en la sede de Unipost. Finalmente, los Mossos han desalojado a unos cuantos de ellos para que el secretario judicial pudiera entrar.

El pulso continúa en Cataluña a dos semanas del referéndum convocado el 1 de octubre y suspendido por el Tribunal Constitucional. La Generalitat ha activado una cuenta en Twitter para informar sobre todo lo relacionado con la consulta tras el bloqueo judicial a las páginas web mientras continúan los registros e incautaciones de material electoral por parte de la Guardia Civil. Este domingo han requisado 1,3 millones de carteles en Montcada i Reixac. Por su parte la Generalitat ha activado una cuenta de Twitter que se presenta como el "canal oficial" sobre este referéndum y pide ayuda para difundir la información que publique. También se explica desde esta cuenta cómo evitar el bloqueo judicial a las webs del referéndum y poder acceder así desde España a la web www.ref1oct.eu, un dominio de ámbito europeo.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha dicho que su partido apoyará al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en su estrategia contra el referéndum del 1-O, si bien le ha reprochado que no haya dialogado antes y haya permitido que se llegara a la situación actual. Lo ha dicho en su intervención en la tradicional Festa de la Rosa que el PSC celebra anualmente en Gavà (Barcelona), donde ha lanzado un mensaje de apoyo a los alcaldes que no apoyan el referéndum del 1-O en especial a los del PSC y se ha mostrado orgulloso de que éstos resistan a los insultos y coacciones en defensa de la legalidad y la convivencia.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha avisado al Govern de que no puede aceptar negociar el referéndum porque sería "una irresponsabilidad" y que ya se lo han advertido antes. "Están cometiendo un error y nos van a obligar a lo que no queremos llegar", ha señalado el jefe del Ejecutivo en su intervención ante la Junta Directiva del PP, reunida este viernes en Cataluña.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha avisado a la Generalitat de Cataluña de que si en un plazo de 48 horas no hay "un compromiso de cumplimiento de la ley desde ahora los pagos de la Generalitat los hará el Gobierno de España", en alusión a las nuevas medidas aprobadas este viernes por el Consejo de Ministros que prevén intervenir las Cuentas del Gobierno catalán.

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha lanzado un aviso a la Generalitat sobre su petición a los alcaldes catalanes para que cedan locales para el referéndum del 1 de octubre: "Confío en que les dejen en paz y que no los obliguen a hacer lo que no se puede hacer", ha señalado.

En una entrevista en Los Desayunos de TVE, Catalá ha insistido en que no se puede "coaccionar", ni obligar a nadie a "hacer algo contrario a la ley".

Aún así ha querido rebajar la tensión y ha asegurado que nadie irá a la cárcel tras el 1 de octubre, como tampoco nadie fue encarcelado por la consulta del 9N.

  • Bajo el lema 'La Diada del sí', marchan a favor de la consulta soberanista del 1-O
  • La Guardia Urbana cifra en un millón los participantes y el Gobierno, en 350.000
  • Forman una gran cruz humana entre dibujos de urnas, palomas y esteladas
  • Puigdemont, Mas, Junqueras y Forcadell: es el "preámbulo del éxito del 1-O"
  • Así te hemos contado minuto a minuto la Diada 2017, por Silvia Quílez

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha reiterado este lunes que hará "todo lo posible" para que los barceloneses puedan votar en el referéndum del 1 de octubre, aunque sin poner en peligro la "seguridad de la institución y de los trabajadores" municipales.

En la tradicional ofrenda floral al monumento a Rafael Casanova con motivo de la Diada del 11 de septiembre, tras encabezar la delegación del Ayuntamiento de Barcelona, Colau ha apostado por "hacer compatible el derecho de los ciudadanos a votar" con "garantizar" el derecho de los funcionarios a que "no se les ponga en riesgo".