Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Al menos 49 personas han muerto y 48 han resultado heridas en un atentado terrorista contra dos mezquitas en Nueva Zelanda.

El asaltante o asaltantes han entrado a primera hora de la tarde del viernes (día de rezo para los musulmanes) en dos mezquitas de Christchurch, la tercera ciudad del país, y han comenzado a disparar a los presentes. Las mezquitas atacadas son la de Al Nur, la más importante de Christchurch, y la del suburbio de Linwood.

Las autoridades han pedido el cierre de todas las mezquitas del país y ha recomendado a los habitantes de las zonas donde se han producido los ataques que permanezcan en sus casas.

Hay cuatro detenidos, pero solo uno de ellos, un hombre de casi 30 años, está acusado de asesinato. La relación del resto de detenidos con el atentado no está clara. Ninguno de los arrestados estaba fichado ni constaba en ninguna lista de sospechosos de los servicios de inteligencia.

Las autoridades no han confirmado aún las motivaciones de los agresores, pero sí ha confirmado que se trata de un atentado "bien planeado".

Apenas han pasado 48 horas desde que se clausurara la cumbre contra la pederastia y el veredicto contra un cardenal australiano vuelve a comprometer al Vaticano. George Pell, consejero directo del Papa y número 3 de la institución, ha sido declarado culpable de abusar sexualmente de dos niños de 13 años en la década de los 90. Es el primer alto cargo de la Iglesia Católica imputado por este tipo de delito y el Papa le ha prohibido ejercer el sacerdocio. 

El cardenal australiano George Pell, tesorero del Vaticano, ha sido declarado culpable de abusar sexualmente de dos menores hace 20 años, por lo que podría ser sentenciado a una pena de unos 10 años de cárcel. El jurado de un tribunal de Melbourne emitió su veredicto el 11 de diciembre pasado, pero el juez Peter Kidd ha impedido que se hiciera público hasta este martes por razones legales, para evitar que influyera en otro proceso contra Pell por un acto de pederastia supuestamente cometido en la década de los setenta. 

La policía intenta detener al supuesto terrorista que hoy ha matado a una persona en Melbourne, Australia, y ha herido a otras dos. No lo logran y uno de los agentes acaba disparándole. Poco antes el atacante había estrellado su coche contra un centro comercial. El jefe de la policía ha confirmado que se investiga como acto terrorista porque el autor estaba fichado por las agencias de inteligencia y antiterrorismo.

Ha confirmado que el agresor vivía en un suburbio de la ciudad y tenía antecedentes por delitos de robo y drogas, aunque ha desmentido que el hombre gritara Allahu Akhbar, Alá es grande, como se había especulado. Las autoridades, por el momento, no dan credibilidad al Estado Islámico que, como suele hacer en estos casos, ha reivindicado la autoría del atentado. 

Un hombre ha apuñalado este viernes a tres personas, una de las cuales ha muerto, en una céntrica calle de Melbourne (Australia). La Policía ha disparado al agresor, que ha fallecido en el hospital y era conocido de los servicios de inteligencia australianos, según ha confirmado el jefe de la Policía del estado de Victoria, Graham Ashton.

Las autoridades están investigando lo ocurrido como un posible acto de terrorismo.

El incidente ha ocurrido sobre las 16:20 de la tarde, hora local, en la esquina de Swanston Street con Bourke Street, una calle comercial cercana al parlamento estatal de Victoria.

El hombre, de origen somalí, ha invadido la acera con su vehículo, que contenía bombonas de gas y ha comenzado a arder. A continuación, el hombre ha empezado a apuñalar a los viandantes.

La Policía ha acudido poco después y ha forcejeado con el agresor, que ha intentado apuñalar también a los agentes. Uno de ellos le ha disparado en el pecho, como muestran los vídeos en redes sociales.

Según Ashton, el agresor, cuya identidad no se ha revelado aún, era conocido tanto de la Policía local como de la federal y de los servicios de inteligencia debido a que alguno de sus familiares es "muy conocido para nosotros" en relación con actividades terroristas. El hombre vivía en un suburbio al noroeste de Melbourne.

La Policía ha descartado que exista ninguna otra amenaza para la población.

Un hombre ha apuñalado este viernes a tres personas en una céntrica calle de Melbourne (Australia), y una de ellas ha muerto. La Policía ha disparado al agresor, que se encuentra en estado crítico, y no descarta ninguna hipótesis sobre sus motivos.

El incidente ha ocurrido en la esquina de Swanston Street con Bourke Street, una calle comercial cercana al parlamento estatal de Victoria. El hombre ha apuñalado a tres personas y se ha enfrentado con la Policía antes de que un agente le disparara en el pecho.

Un vehículo ha ardido en el lugar, aunque aún se desconoce la relación con el apuñalamiento. Varios testigos citados por medios de comunicación australianos aseguran haber escuchado dos explosiones.

  • Varios menores han intentado suicidarse en los últimos meses en el centro para inmigrantes de Nauru
  • El Consejo de Refugiados de Australia denuncia un repunte en los niveles de trauma, abuso y desesperación entre los refugiados en la isla