arriba Ir arriba

Este es el momento en que Theresa May, la primera ministra británica, fue evacuada del Parlamento británico. Ocurrió durante el ataque, mientras el terrorista apuñalaba a un policía y otro agente lo abatía a tiros. Son imágenes que ha publicado el diario "The Sun". Se ve cómo abandona por el parking el edificio, mientras se escuchan disparos y gritos, y monta en su coche en direccion a Downing Street.

Tres menos veinte de la tarde, hora de Londres, en una de las zonas más concurridas de una de las ciudades más turísticas del mundo: el puente de Westminster, que une el parlamento, símbolo de la democracia británica y el Big Ben, símbolo de Londres, con la orilla sur y la atracción de la Gran Noria. De Sur a Norte un coche de repente irrumpe en la acera y arrolla a cuanto peatón encuentra. Con dificultad puede apreciarse en este video. Y cómo uno de los peatones, una mujer, se lanza al Támesis. La rescataron con vida. El coche sigue y al final del puente se estrella contra la verja del recinto del parlamento. El conductor abandona el coche y se dirige a la entrada. Es ahí donde apuñala a un policía. Otro policía le dispara a él y lo mata. Quienes lo viven cerca, huyen. De noche se abre la zona y los atrapados pueden volver a casa o a los hoteles con la voluntad de hacer bueno un lema nacional, mantener la calma y seguir adelante.

La capital británica intenta recuperar la normalidad después del atentado terrorista cuya autoría ha reivindicado el Daesh. Casi 24 horas después de que un hombre arrollara con su coche a los peatones en el puente de Westminster y apuñalara mortalmente a un agente, se mantiene el cordón de seguridad en la zona. Allí trabaja concienzudamente la policía científica. Tras el ataque, una de las capitales que ejemplifica los valores de occidente, recupera su pulso.

Aún con el susto en el cuerpo, testigos del atentado en la capital británica cuentan cómo vivieron los momentos de terror. Las fuerzas de seguridad en seguida acordonaron la zona. También detuvieron, por seguridad, la famosa noria de Londres, a escasos metros del puente de Wensmister. Desde lo alto, los viajeros también se convirtieron en testigos. Pero Londres sigue sin poder acostumbrarse al dolor, a pesar, de ser una ciudad azotada por ataques terroristas y en cada uno de los testimonios, el mismo sentimiento: la vida debe continuar.

Una de las víctimas mortales del atentado de Londres tiene sus raíces en la localidad gallega de Betanzos. Aysha Frade, de 43 años, falleció cuando salía del centro educativo donde daba clases de español. Su madre reside también en Londres, y sus hermanas cerca de Betanzos, donde tienen una academia de inglés. La familia se mantuvo en vilo desde la primera llamada de Londres. Primero les comunicaron que había aparecido documentación de Aysha, casada y con dos hijas, en la zona del atentado, y más tarde les confirmaron su muerte. El alcalde de Betanzos ha decretado 3 días de luto oficial.

El autor del atentado en Londres de este miércoles, que costó la vida a cuatro personas, es un ciudadano nacido en el Reino Unido que había sido investigado en el pasado por el MI5 (el servicio secreto) por "extremismo y comportamiento violento".

Así lo ha explicado ante el Parlamento la primera ministra, Theresa May. El nombre del agresor, sin embargo, no ha sido revelado aún.

"No tenemos miedo", ha dicho la primera ministra en una declaración oficial en la Cámara. "Los terroristas no van a ganar, vamos a seguir con nuestra vida como siempre, el terrorismo no podrá vencernos".

Londres se ha despertado este jueves con más seguridad en las calles y con los alrededores del Parlamento, una de sus zonas más turísticas y transitadas, cerrados al tráfico mientras continúa la investigación tras el atentado del miércoles.

Las banderas ondean a media asta sobre el edificio del Parlamento, uno de los lugares más icónicos de la ciudad, donde se encuentra el Big Ben.

Los parlamentarios han guardado un minuto de silencio a las 9:30, hora local, para recordar a las víctimas antes de iniciar su sesión ordinaria. Una de las víctimas, Keith Palmer, era un Policía que custodiaba la entrada al recinto y que murió acuchillado por el agresor.

El Gobierno español no tiene constancia por el momento de que haya españoles entre las víctimas del atentado terrorista perpetrado en las inmediaciones del Parlamento británico, en Londres. Los servicios consulares del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación han activado sus protocolos, sin que por el momento se tenga constancia de que algún español se encuentre entre las víctimas. Tres ciudadanos españoles que se encuentran trabajando en la capital británica, Adriana, Beltrán y Marta, han contado a TVE cómo han vivido este trágico día. 22-03-2017

Hasta ahora los peores atentados que ha sufrido el Reino Unido fueron aquí, en el metro de Londres. El 7 de julio de 2005, tres jóvenes británicos de ascendencia pakistaní, hacen estallar sus mochilas, cargadas de explosivos, en tres líneas diferentes. Una hora más tarde, un cuarto atacante explosiona su mochila en un autobús. La cadena de atentados deja 56 muertos, incluyendo los terroristas.
El último ataque en Londres, considerado terrorismo de corte islamista era, hasta el momento, el que se produjo el 22 de Mayo de 2013. Dos británicos, de origen nigeriano, atropellaron y después acuchillaron al soldado Lee James Rigby.

  • El presidente estadounidense ha hablado por teléfono con Theresa May
  • Hollande también le ha transmitido la solidaridad de Francia con su país
  • Merkel ha expresado su apoyo "firme y decidido" ante la amenaza terrorista
  • Italia, en alerta ante la cumbre europea que acogerá Roma el próximo sábado
  • Sigue, minuto a minuto, el ataque terrorista de Londres