arriba Ir arriba

Uno de los sospechosos de los atentados de París que se encontraba en busca y captura, Mohamed Abrini, ha sido arrestado este viernes en Anderlecht, según informa la radiotelevisión pública belga en flamenco, VRT, en una operación en la que se han producido más arrestos. Los medios belgas se preguntan si Abrini y "el hombre del sombrero", el tercer terrorista del aeropuerto de Bruselas son la misma persona.

Bélgica ha convertido en simbólico el primer vuelo de reapertura de Zaventem. El avión era de su compañía de bandera, Brussels Airlines, la única que operará estos días. Los 80 pasajeros del vuelo a la ciudad portuguesa de Faro, iban a bordo de un Airbus A320 con diseño de uno de sus artistas más reconocidos: René Margritte. Lo habían presentado la víspera de los ataques y lo han recuperado hoy como muestra de normalidad. Todavía queda mucho por hacer, sobre todo donde explotaron las bombas, con vidrios rotos, y paredes y techos destrozados. Hasta entonces la mayoría de los vuelos continuaran desviados a aeropuertos regionales, o a los internacionales de Amsterdam y París.

Una semana después de los atentados, al rompecabezas policial le siguen faltando dos piezas clave: La primera: el hombre del sombrero: el que acompañaba a los dos suicidas del aeropuerto. La policía sigue preguntándose quién es. Y la segunda pieza sin encajar, en el ataque al metro: ¿Hubo o no hubo un segundo terrorista? Lo que sí se sabe es que los suicidas del aeropuerto son Najim Laachraoui e Ibrahim Bakraoui hermano del suicida del metro, Jaled y que los tres, por los rastros de ADN, por los pisos alquilados, por los viajes en coche, están relacionados con los atentados de noviembre en París y con su principal sospechoso: Salah Abdeslam.