Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba
  • Mas es condenado a dos años de inhabilitación por la consulta del 9N
  • El Gobierno se limita a expresar su respeto a la independencia judicial
  • PSOE considera la sentencia una consencuencia lógica de la desobediencia
  • Iglesias cree que es una "vergüenza" que se judicialice "poner urnas"
  • Cs: "La sentencia demuestra que los políticos no pueden saltarse las leyes"

El que fuera presidente de CDC Artur Mas ha negado este viernes que Convergència se financiara ilegalmente a través del Palau de la Música, así como también ha negado la existencia de comisiones de Ferrovial al partido a cambio de concesión de obra pública. Además, ha puesto la mano en el fuego por el extesorero y acusado Daniel Osàcar, al tiempo que ha apuntado que a la Fiscalía le "interesa mucho atribuir todos los males del mundo" a su partido.

El eurodiputado del PSOE Ramón Jáuregui respalda la petición del primer secretario del PSC, Miquel Iceta, y del resto de la oposición en Cataluña de que Artur Mas dé explicaciones en el Parlament tras lo desvelado por Fèlix Millet en el juicio del caso Palau. "Sinceramente, creo que es un tema que pone a la antigua Convergencia -por eso le cambiaron el nombre, supongo- literalmente en el punto de mira de una censura política en mi opinión rotunda, y esto afecta a todos, desde luego también a sus candidatos, por mucho que hayan cambiado su nombre", afirma.

En relación con el juicio que se sigue contra el ex consejero de Presidencia de la Generalitat Francesc Homs, juzgado por prevaricación y desobediencia al Tribunal Constitucional al no acatar la prohibición de este de celebrar la consulta del 9N de 2014, PSOE, Ciudadanos y el propio presidente de Gobierno, Mariano Rajoy, coinciden en que nadie puede saltarse la ley consideran que el procesamiento a Homs tiene connotaciones políticas. Por su parte, el expresidente catalán Artur Mas apunta a que en este juicio hay "una base política clarísima" y que "no hay tema para condenar a nadie".

El expresidente de la Generalitat Artur Mas ha acusado este sábado al Estado de intentar "destruir" el PDeCAT "por tierra, mar y aire", porque son conscientes de que sin la antigua Convergència "no habrá Estado" independiente para Cataluña.

Según la Fiscalía Anticorrupción, el extesorero de CDC Andreu Viloca era la persona responsable de la presunta concesión de obra pública a cambio de comisiones, mientras que según ha podido saber TVE un empresario ha declarado en secreto ante el juez que instruye el caso 3 % que Mas le dio instrucciones sobre pagos irregulares a CDC en una reunión junto al exconseller de Justicia Germà Gordó.