Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Mirar mucho, mirar con atención, buscar y rebuscar, cada cuadro de Van der Weyden requiere su tiempo porque hay tantos detalles que podríamos pasar horas delante de ellos. Por ejemplo las lágrimas, pocos artistas han pintado las lágrimas como este belga que nació el último año del siglo XIV.

Son lágrimas que hasta cuesta que nuestras cámaras vean, lágrimas delicadas que utilizando la técnica giga píxel de Google podemos apreciar al detalle.

El calvario, el descendimiento, y el tríptico de Miraflores con sus lágrimas  juntas en la misma exposición por primera vez en lo que supondrá un festín para los amantes del arte.

El calvario prestado por Patrimonio Nacional se presenta en todo su esplendor pero hasta colgar en esta pared ha tenido un cuidadoso proceso de restauración, se curaron sus heridas y se le dio todo tipo de mimos para que podamos, como decíamos al principio, mirarlo con todo lujo de detalle y pasar horas estremecidos por la forma de pintar de este gótico flamenco que hace que nos sintamos pequeños viendo su obra. 

No se sorprendan si viendo la exposición se les escapa alguna lágrima, es la emoción.

El veterano documentalista Frederick Wiseman, ganador de un León de Oro honorífico el año pasado en Venecia, lleva al espectador hasta uno de los museos más grandes del mundo, la National Gallery de Londres, con más de 2.000 obras, que recorren desde el siglo XIII hasta el XIX. A lo largo de tres horas, Wiseman explora la relación entre pintura y literatura a través de paseos por las galerías, los programas educacionales del museo, y cuenta con la participación de estudiantes, científicos y conservadores de la National Gallery.

El cierre temporal del Kunstmuseum de Basilea ha hecho que parte de sus obras hayan viajado a varios museos españoles. Al museo de El Prado han llegado diez obras de Pablo Picasso, de las que nos habla su director, Miguel Zugaza: "Cada una de estas obras reflejan los capítulos fundamentales de su pintura. Se reinventaba constantemente. No encontró nunca un estilo definido" (17/03/15).

El Kunstmuseum de Basilea ha cedido al Museo Reina Sofía unas 170 piezas de 170 maestros de los siglos XIX y XX,  gracias al acuerdo alcanzado entre ambas instituciones coincidiendo con el cierre del museo suizo para la renovación de sus instalaciones. Este préstamo dará como resultado dos exposiciones: "Fuego blanco. La colección moderna del Kunstmuseum Basel", con una selección de más de cien obras maestras de la colección del museo, y "Coleccionismo y modernidad", integrada por obras de la Colección Im Obersteg y de la Colección Rudolf Staechelin, depositadas en aquella institución.

Los intolerantes al gluten han creado una web donde modifican el arte. Han elegido películas, cómics y pinturas a las que hacen desaparecer ese componente. Además comparten lugares en todo el mundo donde tomarse un bocado sin peligro, ahora han dado una vuelta de tuerca, para imaginar un museo virtual libre de gluten.