arriba Ir arriba
Una de las armas que más víctimas civiles causan, las bombas de racimo, estarán prohibidas en España desde este mismo mes. Lo ha anunciado hoy la ministra de Defensa que ha asistido en la academia de Ingenieros en Madrid a la desactivación de una de ellas. España, tiene unas cinco mil y se había comprometido a erradicarlas en un plazo de 8 años pero el gobierno las prohibirá en un próximo consejo de minsitros. La prohibición incluye también la frabricación y almacenamiento de las bombas,
  • La UE congelará activos financieros de Irán en el extranjero
  • Los ministros acuerdan también denegar el visado a quien colabore en programa nuclear
  • Irán afronta sanciones por este programa desde el año 2006
  • Las sanciones provienen, sobre todo, del Consejo de Seguridad de la ONU y de EE.UU.
  • Suecia ha bloqueado el levantamiento de las sanciones a Cuba

Más de cien países, entre ellos España, han acordado dejar de fabricar, adquirir o almacenar las conocidas como "bombas de racimo".Estos artefactos bélicos no se dirigen contra objetivos concretos sino que se abren en el aire dejando caer, de forma indiscriminada, cientos de pequeñas cargas explosivas.

El tratado internacional que prohíbe el uso, fabricación y almacenamiento de las bombas de racimo ha sido aprobado en la conferencia que se celebra en Dublín. El tratado ha sido negociado sin la participación de los principales productores, que son Estados Unidos, Israel, Rusia, China, India y Pakistán, que se oponen a su prohibición. (28/05/08).

  • El Gobierno irlandés, que acoge las conversaciones, ha anunciado la adopción de un acuerdo
  • Más de un centenar de países, junto a varias ONG, han aprobado el texto inicial
  • Deberá ser aprobado en la sesión plenaria de la conferencia de Dublín, el próximo viernes
  • Estados Unidos, Rusia, China, Israel, India y Pakistán no han participado en la negociación

Estos días y hasta el 30 de Mayo representantes de más de 100 gobiernos se reúnen en Dublín para discutir la prohibición de las bombas de racimo. Hoy en Madrid activistas de Greenpeace han irrumpido en una empresa de explosivos para expresar su oposición a este tipo de armas.