arriba Ir arriba

Los restos más antiguos conocidos de Homo Sapiens han sido hallados en un lugar de Marruecos llamado Yebel Irhoud, unos 150 kilómetros al oeste de Marrakech, según un estudio publicado en la revista especializada Nature. Este descubrimiento cambiaría el origen de nuestra especie, situado hasta ahora en África Oriental, en diferentes puntos de Etiopía, aunque según el trabajo científico los restos confirman que el Homo Sapiens estuvo presente en todo el continente africano.
Los hallazgos datan de hace unos 315.000 años y representan la evidencia fósil más antigua de la especie humana, según los autores.
Tanto los datos genéticos de los seres humanos actuales como los restos fósiles apuntan a un origen africano del Homo sapiens. Anteriormente, los fósiles de esta especie más antiguos y con datación segura eran del sitio de Omo Kibish, en Etiopía, fechado hace 195.000 años. En Herto, también en Etiopía, un fósil de Homo sapiens está fechado hace 160.000 años.

Estalactitas y estalagmitas, oseras, raíces que cuelgan del techo, huellas de zarpazos son algunas de las sorprendentes imágenes que nos depara la visita a las profundidades de la Sierra de Atapuerca. Una cueva de cien metros originada por el agua hace más o menos un millón de años y con un recorrido accesible se sumará a un sendero botánico con más de una veintena de especies para mejorar la comprensión de los yacimientos de Atapuerca, en Burgos, a los visitantes.

El estudio de los restos fósiles neandertales encontrados en yacimientos de toda Europa continúa aportando datos sobre su estilo de vida. En los últimos años, el análisis genómico de sus fósiles ha añadido muchos detalles sobre estos individuos. El último trabajo, publicado en la revista Nature, y en el que han colaborado dos investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), aporta información sobre la dieta de dos neandertales del yacimiento asturiano de El Sidrón.