arriba Ir arriba

Una mezcla de cautela y satisfacción es el resultado de la primera reunión de los ministros de Interior de España y Francia, tras el comunicado en el que ETA anunciaba el cese definitivo de la actividad armada, el pasado 20 de octubre.

Antonio Camacho y Claude Guéant han analizado en París el anuncio de la banda terrorista. Con "muchísima satisfacción" ha afirmado Guéant se recibió un comunicado que ha calificado como "muy importante" y una "victoria de la democracia".

El mandatario galo ha mantenido tendida la mano a una colaboración con España, en un escenario al que todavía hay que atender con cautela. "Puede que permanezcan algunos soldados pérdidos, luchando por una causa ya perdida", ha dicho el ministro francés.

Guéant ha felicitado a Camacho por la "tenacidad, coherencia y valor del pueblo español" en una lucha contra una banda terrorista que no tenía "ninguna justificación en una España democrática".

Tanto el ministro del Interior Antonio Camacho como el candidato socialista Alfedro Pérez Rubalcaba han rechazado hoy esas peticiones de dimisión que ha hecho el Partido Popular. Dicen que el caso Faisán y el caso Gurtel son muy diferentes. Camacho además ha pedido a los populares que esperen un tiempo para analizar su gestión

Antonio Camacho será la cara nueva del gobierno. Ha sido secretario de estado de Seguridad en los últimos 7 años y ahora pasa a dirigir el ministerio del Interior. El otro protagonista del cambio, José Blanco, gana peso político al sumar a la cartera de Fomento el nuevo cargo de portavoz.

José Luis Rodríguez Zapatero ha dado a conocer los cambios efectuados en su ejecutivo con motivo de la designación de Rubalcaba como candidato a las elecciones generales. Zapatero ha explicado con quién ha consultado estos cambios y por qué ha elegido a Camacho y a Blanco. También ha dicho que la vicepresidenta Económica, Elena Salgado, presidirá el Consejo de Ministros en su ausencia (11/07/11).

El ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha subrayado que el nuevo auto conocido este viernes deja "claro" que Antonio Camacho "no tiene nada que ver con esta historia". Rubalcaba ha incidido en que su número dos ha sufrido en los últimos días "calumnias e injurias de todo tipo" y que no ya en defensa de su buen nombre, sino en el de Camacho, ha pedido a los que han cargado contra el secretario de Estado de Seguridad que "simplemente pidan disculpas".