arriba Ir arriba

Más de setenta peregrinos, que se llaman a sí mismos 'pingüirinos', recorrerán el último tramo del Camino de Santiago antártico, abierto en la Campaña Antártica española 2015-2016, para llegar a Santiago de Compostela el próximo 7 de julio.

Este tramo final discurrirá entre Pontevedra y Santiago de Compostela, por el Camino del Salnés, y continuará navegando por la tradicional Ruta del Mar que sirvió para el traslado de los restos del Apóstol Santiago hasta Padrón.

La marcha finalizará el próximo 7 de julio recorriendo el último tramo del Camino Portugués, en la que es hoy la Catedral de Santiago de Compostela.

El grupo está constituido por miembros de la Federación Española de Asociaciones de Amigos del Camino de Santiago, del Instituto Geográfico Nacional, científicos, militares de la dotación del Buque de Investigación Oceanográfica "Hespérides" y de la XXIX Campaña Antártica del Ejército de Tierra, que gestiona la Base Antártica Española "Gabriel de Castilla" y desde donde ha partido la peregrinación.

Dos investigadores de la Universidad de Santiago de Chile, Raúl Cordero y Alessandro Damiani, han medido un agujero en la capa de ozono en la Antártida que ha alcanzado los 10 millones de kilómetros cuadrados en diciembre y sus registros coinciden con los satélites de la NASA: en octubre alcanzó 28 millones de kilómetros cuadrados, todo el continente antártico. Es el cuarto más grande de los que se han podido medir en los últimos 30 años.

Actualmente se debate por la disminución del hielo en el planeta pero hace cuatro millones de años años casi no lo había. Antonio Rosell, profesor de la Universidad Autónoma de Barcelona, ha dicho que la Tierra ha pasado por épocas más frías y otras más cálidas. Este académico, que ha participado en una investigación internacional sobre el hielo artico, ha dicho que el casquete polar de la Antártida se comenzó a formar hace 20 o 30 millones de años y que no se conoce cuándo se produjo este fenómeno en el Polo Norte. Para poder determinarlo están estudiando una serie de fósiles químicos marinos. El científico se ha atrevido a vaticinar que el planeta, en un futuro, será más cálido y habrá un régimen de vientos y de lluvias diferentes.