Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ha defendido este jueves la "colaboración leal" del exvicealcalde, Miguel Ángel Villanueva, que ha cumplido su labor política con el "máximo esfuerzo y la máxima honestidad", según la primera edil. Botella ha dado las gracias a Villanueva como "alguien muy importante" para ella. "Ha sido mi compañero en el gobierno, le aprecio en lo personal y en lo político", ha añadido. La alcaldesa de Madrid ha comparecido en rueda de prensa un día después de que el vicealcalde, Miguel Ángel Villanueva, dimitiera dos meses después de la tragedia del Madrid Arena, donde se celebró la fiesta en la que murieron cinco jóvenes en una avalancha, para aportar "serenidad" al Ayuntamiento.

El hasta ahora vicealcalde de Madrid, Miguel Ángel Villanueva, ha dimitido apenas dos meses después de la tragedia del Madrid Arena, donde murieron cinco jóvenes en una fiesta de Halloween celebrada el pasado 1 de noviembre, para "serenar los ánimos" en el Ayuntamiento. Villanueva ha comparecido en rueda de prensa para explicar los motivos de su marcha. Según ha explicado cree que es "positivo" que dimita porque puede "ayudar a relajar la tensión y la presión" que tiene el Ayuntamiento por lo ocurrido. La de Villanueva es la segunda dimisión que se produce en el equipo de Gobierno local, después de que el exdelegado de Economía, Empleo y Participación Ciudadana Pedro Calvo renunciara a sus cargos ejecutivos tras su imputación en el caso Madrid Arena.

Empleados municipales del Ayuntamiento de Madrid han interrumpido este viernes el pleno extraordinario de presupuestos con gritos de "Botella, dimisión" y en contra de los recortes. Los trabajadores, ataviados con las clásicas camisetas negras, han interrumpido hasta en tres ocasionse la intervención de la delegada de Hacienda, Concepción Dancausa, desde la tribuna de invitados. La seguridad del Pleno les ha sacado de la zona de visitas del hemiciclo siguiendo órdenes del presidente, Ángel Garrido, que ha tratado de destensar la situación comentando a los concejales que con estos gritos se ha demostrado "que la acústica del Palacio de Cibeles no es tan mala", informa Europa Press. Los trabajadores, con carteles con 'no a los recortes' sobre un fondo negro, han interrumpido la sesión no sólo con sus gritos, sino también con una pitada y trompetas.

Ni el juez, ni el fiscal, ni las acusaciones particulares han visto todavía estas imágenes de las cámaras de seguridad que hace días se emitieron en los medios de comunicación. El material estaba en un formato que no se podía visionar, y hasta ayer la policía científica no pudo empezar a trabajar con las más de 1.000 horas de grabaciones. La pregunta que se hace la fiscalía es quién filtró estas imágenes a la prensa.. La gestión del circuito cerrado de de televisión le corresponde a SEGURIBER.. Y la información de las cámaras, según nos traslada Madrid Espacios y Congresos, se ha entregado a la policía las grabaciones, los videograbadores, el software necesario para visionarlo.. Televisión Española ha tenido acceso al último tomo del sumario del caso Madrid Arena, que recoge las transcripciones de las llamadas que se efectuaron en la madrugada del 1 de noviembre al 112. La primera de ellas se recibe a las 3.45La persona que llama denuncia que la gente se está volviendo loca, porque no hay salidas del Madrid Arena..y que la gente se está matando por salir.. Las llamadas se suceden hasta casi las cuatro y media de la madrugada y la operadora trata de tranquilizarlos diciendo que hay varias patrullas de policía y ambulancias del SAMUR desplazadas al recinto.

El recuento de las entradas del Madrid Arena confirma que se superó el aforo ampliamente en la fiesta en la que murieron 4 chicas. Hay más de 16.700 entradas para una sala donde caben 10.600 personas. El recuento contradice al organizador de la fiesta, Miguel Ángel Flores, que declaró ante el juez que habían vendido 9.650.

El juez intenta aclarar este miércoles qué papel tuvo la empresa Kontrol 34 en la noche de Halloween en el Madrid Arena, en la fiesta en la que murieron cuatro jóvenes. Según el Ayuntamiento, Kontrol 34 era la encargada de controlar los accesos y el aforo del recinto, pero la empresa sostiene que no era esa su responsabilidad. Según los testigos presenciales, los controladores se vieron sobrepasados por la cantidad de gente que intentaba entrar al mismo tiempo para ver al DJ Steve Aoki.