arriba Ir arriba

El expresidente colombiano y actual senador, Álvaro Uribe, es uno de los mayores críticos con ese proceso de paz dirgido por el presidente colombiano Juan Manuel Santos. En una entrevista con TVE, ha considerado que a los líderes de la guerrilla no hay que concederle amnistía y se les debe llevar ante la Justicia. Además, ha añadido que el Gobierno de Santos ha dilapidado el legado que dejó su Gobierno y que, en realidad, “lo que hay en Colombia es más control territorial de terrorismo”.

En Colombia, llevan dos años negociando un acuerdo con las FARC. El expresidente colombiano y actual senador, Alvaro Uribe, es uno de los mayores críticos con ese proceso de paz. En una entrevista con TVE, ha considerado que a los líderes de la guerrilla no hay que concederle amnistía y se les debe llevar ante la Justicia.

La primera ronda de negociaciones entre el Gobierno colombiano y las FARC para alcanzar la paz se inició en Oslo hace cuatro meses. La cuarta de estas rondas ha finalizado este fin de semana. Después el escenario se trasladó a Cuba, que se ha convertido en el país anfitrión. Meses de reuniones en las que no ha habido acuerdo. El expresidente colombiano Álvaro Uribe ha vuelto a reprochar al actual Ejecutivo que no exigiera como condición que las FARC detuviera sus actividades armadas. La delegación de las FARC ha insistido en que no abandonará la mesa de negociación y ha asegurado que busca alternativas al conflicto armado. Pero sequejan de que estas iniciativas son rechazadas por el Gobierno, como la de un cese bilateral de hostilidades.

Mientras tanto, el presidente, Juan Manuel Santos ha aprovechado el carnaval de Barranquilla para hacer un llamamiento a la paz.

FRAN SEVILLA (Corresponsal de RNE en América Latina). El exjuez de la Audiencia Nacional española, Baltasar Garzón, se ha estrenado este jueves como co-presentador de un programa en una cadena de televisión colombiana, el Canal Capital. El programa, titulado "Hablemos de paz y los derechos humanos", conducido también por el periodista Pedro Medellín, se ha estrenado con una entrevista al expresidente Álvaro Uribe. Garzón ha mantenido un duro pulso con él al hablar del diálogo de paz entre el Gobierno colombiano y la guerrilla de las FARC, del que el expresidentes un furibundo crítico. Uribe lamentaba que había sido entrevistado "como a un delincuente".

LUÍS PÉREZ (Corresponsal en Bogotá) Por primera vez en mucho tiempo, Colombia despierta pensando que es posible alcanzar la paz. La prensa alimenta ese sueño y apoya en su mayoría la iniciativa del Gobierno de entablar diálogo con los grupos guerrilleros para poner fin a un conflicto que dura ya más de medio siglo. Los analistas tratan de explicar por qué el presidente Santos se juega la carta de la paz y qué ha cambiado desde que el expresidente Pastrana se sentara con el líder de las FARC, Tirofijo, a finales de los 90 en un esfuerzo infructuoso para acabar con la violencia. El más crítico ha sido el expresidente Álvaro Uribe, que se niega a negociar y denuncia la mediación del presidente venezolano Hugo Chávez. Sin embargo, según las últimas encuestas el 74% de los colombianos apoya el diálogo con la guerrilla.

FRAN SEVILLA (Corresponsal de RNE en América Latina). La autoinculpación del general colombiano Mauricio Santoyo supone la confirmación de lo que muchos ya habían denunciado: la colaboración de militares y policías con los narcotraficantes y los paramilitares en Colombia. El general Santoyo, jefe de seguridad en el primer mandato del expresidente Álvaro Uribe, entre 2002 y 2005, ha reconocido en el proceso que se sigue contra él en Virginia (EE.UU.) que colaboró con recursos y material con los paramilitares de las autodenominadas Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) y con narcotraficantes a cambio de importantes cantidades de dinero. Las AUC son responsqables de miles de asesinatos de sindicalistas y líderes sociales.