Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Poco antes de las nueve de la mañana los diputados llegaban como cualquier otro día de pleno. La novedad hoy eran las ausencias, una treintena de los 350. Entre quienes han hecho huelga, los once de Izquierda Plural. Su líder sí se ha acercado hasta las puertas del Congreso. Cayo Lara, coordinador federal de IU, consideraba: "O se está ahí dentro con la troika o se está aquí fuera con el sufrimiento de la gente intentando parar esta política que no conduce a ninguna parte y que destruye nuestra economía".

Escaños vacíos también en la bancada de Amaiur, salvo el diputado encargado de defender las enmiendas de presupuestos, y los de Esquerra Republicana, BNG y Nueva Canarias. Tampoco han asistido los 14 del PSC, que sí estarán en las manifestaciones de esta tarde en Cataluña; el Grupo Socialista no va a sancionar su ausencia. El PSOE ha defendido la huelga desde el hemiciclo. "Son ciudadanos que están cargados de razones para ir a la huelga y son esas mismas razones por las que el PSOE las apoya", ha afirmado el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba. UPyD ha defendido que el lugar donde deben estar los políticos es el Parlamento. CiU ha ha criticado que el PSOE respalde ahora la convocatoria después de tener responsabilidades de Gobierno. Y desde el PP piden respeto para elegir libremente ante la huelga.

Durante todo el día se mantendrá el despliegue policial extraordinario para garantizar la seguridad del Congreso.

Un mes después de la reunión en Moncloa entre Mariano Rajoy y Artur Mas, aquella cita vuelve a tensar las relaciones entre el Gobierno central y la Generalitat de Cataluña. Rajoy contó que Mas le advirtió de que se atuviera a las consecuencias si no aceptaba el pacto fiscal. Y Mas ha contestado que son "excusas de mal pagador".

Compartieron mesa pero Wert y Artur Mas no hablaron en la entrega del Premio Planeta de las palabras del ministro de educación sobre españolizar a los alumnos catalanes.

Y 24 horas después de la otra polémica -la advertencia de inhabilitación lanzada por el ministro de justicia si Artur Mas incurre en un delito de desobediencia -la Generalitat catalana exige al gobierno reflexionar tomando como ejemplo el referendum en Escocia. Hoy, el gobierno catalán felicitará por carta al primer ministro escocés y al británico.No se ha referido a Cataluña ni a Mas, pero en un desayuno informativo, la vicepresidenta del gobierno ha reivindicado la responsabilidad de los políticos y ha apelado a la necesidad de poner en valor lo que se comparte.El PSOE cree que no es momento de tensión sino de diálogo y acuerdo. La Izquierda Plural dice que la sociedad catalana no cambiará de opinión.ERC también pone la mirada en el caso escocés y acusa al gobierno de imponer el veto a un referéndum aquí. UPyD ve intolerable que el president de la Generalitat crea que las leyes no le afectan. Y el PP avisa a Artur Mas que deberá asumir a las consecuencias marcadas, dice, por el Estado de Derecho. El PP dice que los responsables políticos deben acatar la ley como los ciudadanos.

A menos de una semana de que termine el Plan Prepara, la ayuda de 400 euros para los parados sin ninguna prestación, el Gobierno estudiará los resultados del programa antes de tomar una decisión en los próximos días. Mientras, sigue el cruce de declaraciones entre el Partido Popular y el Partido Socialista.

El Gobierno tomará una decisión sobre el Plan Prepara cuando acabe la ayuda, la próxima semana, y vea sus resultados. Hoy desde el PP apuestan por que se busque otra fórmula que garantice la cobertura social para los desempleados a los que se les ha acabado el paro. El Partido Socialista les reclama más sensibilidad y pide la prórroga del plan.

A una semana de que expire la ayuda de 400 euros a los desempleados sin prestación, el Gobierno sigue sin decir si la volverá a prorrogar, como ya hizo en febrero. Para el PSOE y los sindicatos es inaceptable que se suspenda y hoy se han reunido para consensuar medidas para presionar al Gobierno.

Interior ha ordenado a la policía que detenga a los responsables de los asaltos, ayer, a dos supermercados andaluces. Uno de ellos - el alcalde de Marinaleda y diputado de Izquierda Unida, Juan Manuel Sánchez Gordillo-, afirma que piensa realizar más acciones "desde la no violencia activa" para que se atienda a los millones de parados y pobres que hay en España.