Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

El gobierno de Venezuela podría demandar a la compañía francesa Airbus por no arreglar bien, supuestamente, el avión presidencial. Nicolás Maduro ha denunciado que el aparato, de 12 años de antigüedad, ha estado durante cinco meses en un taller francés pero una de sus alas presentaba un fallo "grave". Por este motivo, dice que ha tenido que viajar a China en un avión de una compañía cubana, algo por lo que ha sido criticado.

El Salón Aeronáutico de París muestra los últimos modelos de aviones, pero es también un escaparate que refleja la rivalidad por un mercado, el de larga distancia, con cientos de miles de millones de euros en juego. En la lucha por la conquista del cielo, Boeing ha apostado fuerte anunciando más de 100 peticiones para su Dreamliner 787. Quieren así pasar página a los problemas de calentamiento en sus baterías que les han prohibido volar tres meses. De su gran rival, Airbus, hemos visto el superjumbo 380, pero todavía no han traído a Le Bourget su nuevo A350. A pesar de ello, adelantan a los americanos por algo más de 6 millones de euros en el valor total de encargos realizados. Otra novedad, del fabricante europeo EADS: la firma de un acuerdo para desarrollar motores eléctricos en los aviones. Búsqueda de alternativas con este prototipo como ejemplo, con una hora de autonomía. En cinco años estará listo en las escuelas, aunque para su comercialización habrá que esperar al menos una década. En lo militar se ha entregado el número 100 del C295: un aparato de transporte y vigilancia que se ensambla en España y el 14 de julio estará listo el A400M para que su primer cliente, el Ejército francés, lo haga desfilar sobre los Campos Elíseos.

El Airbus 380, uno de los mayores aviones de transporte del mundo, cumple cinco años. España es uno de los cuatro países europeos que participan en su construcción. Un equipo de TVE ha estado en las instalaciones de Toulouse donde se ensamblan los aparatos.

China ha acordado la compra de 50 Airbus del modelo A320, por valor de 2.790 millones de euros (3.500 millones de dólares), tras la reunión en Pekín de la canciller alemana, Angela Merkel, y el primer ministro chino Wen Jiabao, informó la agencia oficial Xinhua.

La firma del acuerdo, presidida por los dos mandatarios, culminó la segunda ronda de consultas intergubernamentales chino-alemana, en la que participaron siete de los 14 ministros del Gabinete de Merkel.

Los jefes de Gobierno de China y Alemania también presidieron la firma de otra decena de acuerdos bilaterales en los sectores de aviación, automóviles, comunicación, energía, medio ambiente, sanidad y cooperación marítima, señaló la fuente oficial.