Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

 Hoy, con esto del cambio de hora, la Comisión para la Racionalización de los horarios españoles ha vuelto a la calle. Piden recuperar el horario solar, el que teniamos hace 72 años. Pero no todo se soluciona con adelantar el reloj una hora. Dicen que habria que cambiar también horarios de trabajo. Menos tiempo para comer, menos pausas, menos horas, pero más productivas. El gobierno está estudiando las propuestas. Quiere saber el impacto económico. Muchos se preguntan si seremos capaces de cambiar nuestras costumbres.

Más de 300 personas han participado esta tarde en un "scrabble" gigante en la Plaza de Oriente para formar mensajes contra el cambio climático en la celebración madrileña de "La Hora del Planeta", que ha dejado a oscuras edificios emblemáticos como la Puerta de Alcalá o la Catedral de la Almudena.

Cuanta más potencia tengamos contratada, más sube el llamado término fijo, que supone más de la mitad del recibo. Si sobrepasamos ese límite saltan los plomos. Los aparatos que más potencia requieren son los que producen calor con una resistencia. Si procuramos no usarlos al mismo tiempo, los ahorros pueden ser importantes.

El nuevo método para calcular la tarifa de la luz cada hora dará un papel fundamental a los llamados contadores inteligentes. Unos 18 millones de particulares están obligados a tener uno de estos contadores antes de 2018. Estos contadores son capaces de registrar el consumo cada veinte segundos. Luego los datos los envían a través de la red eléctrica a la compañía suministradora.

Cambiar una bombilla puede parecer fácil, pero si esa bombilla alumbra una obra de arte ya la cosa cambia. El Museo del Prado cambiará toda la iluminación en un proceso que durará 4 años, que conseguirá que veamos mejor los cuadros, y con el que además se ahorrará un 75 por ciento de energía.